• Regístrate
Estás leyendo: Dos mujeres le ponen el toque equipo CETMOV 4401
Comparte esta noticia
Miércoles , 12.12.2018 / 18:21 Hoy

Dos mujeres le ponen el toque equipo CETMOV 4401

La mayoría de los alumnos en el Centro de Estudios Tecnológicos de Laguna del Rey son hombres. Blanca Castañeda y Gabriela Fernández se unen con todo al equipo de robótica. 

Publicidad
Publicidad

La mayoría de los alumnos en el Centro de Estudios Tecnológicos de Laguna del Rey son hombres, aunque han tenido una matrícula mayor, en esta generación sólo dos mujeres están inscritas.

Más que marcar diferencias se adaptan fomentando un trabajo de colaboración que se enriquece día a día.

Blanca Castañeda y Gabriela Fernández Hernández de 19 y 18 años, integran el equipo de robótica CETMOV 4401, apoyado por Peñoles para participar en la competencia internacional FIRST Robotics.

Blanca terminó la preparatoria y ahora estudia la carrera técnica en Eléctrico Instrumentista, al ser la curricula donde el 80% práctico y 10% teórico, esto le ayuda a su aprendizaje. “Esta carrera me llamó la atención, me gustan las competencias, los talleres y el apoyo de los profes”.[OBJECT]

Señala que el CETLAR se diferencía de otras escuelas, ya que un año y medio se desarrolla en la escuela y el resto se van a sus unidades mineras a realizar prácticas, por el modelo de Educación Dual que maneja. Siendo su primera experiencia en la competencia de robótica, dice que se debe estar abierto al aprendizaje.

“Aquí nos enseñan desde cero, desde lo que es una resistencia eléctrica o circuitos hasta a cómo armar un robot, todos nos apoyamos, sí hay juego entre nosotros, aquí es igualdad, como me tratan yo los trato, nos cuidamos entre todos, no importa si eres hombre o mujer, aquí todos somos iguales y trabajamos en equipo valorando lo que los demás puedan aportar para crecer”.

En esto coincide Gabriela Joselín Fernández, quien estudia la especialidad en Mecánico Eléctrico.

“Siempre me ha llamado la atención, saber sobre mecanismos, me gusta andar en movimiento, lo eléctrico no me llamó la atención porque es como más teórico, en cambio lo mecánico es más práctica y eso me gusto”.

“Mi papá es mecánico y tengo un hermano que se mete mucho a la mecánica automotriz, de hecho mi papá estuvo trabajando mucho tiempo para Grupo Peñoles en Laguna del Rey y sí me fue llamando la atención saber sobre motores, transmisiones”.

Más que feminismo, señala que la convivencia que se da en la escuela donde son las dos únicas mujeres no le resulta complicado. Asegura que lo que caracteriza a CETLAR es la unión, ya que “asistimos alumnos de varios estados, por lo que no importa es si son hombres o mujeres, lo que importa es la unión”.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.