Impulsan reintegración social de mujeres víctimas de violencia en NL

Patricia Basave Benítez, directora de la Asociación Tejedoras de Cambio, señaló que el compromiso es establecer redes de sonoridad y apoyo en pro de la salud e integridad de las mujeres.
Cada vez que una mujer que sufre de violencia, se busca propiciar su desarrollo humano, a través de su bienestar familiar y social, para lo cual se ofrece talleres y conferencias por medio de la Asociación Tejedora de Cambio
Cada vez que una mujer que sufre de violencia, se busca propiciar su desarrollo humano, a través de su bienestar familiar y social, para lo cual se ofrece talleres y conferencias por medio de la Asociación Tejedora de Cambio (Notimex)

Monterrey

Cada vez que una mujer sufre de violencia se busca propiciar su desarrollo humano a través de su bienestar familiar y social con diversas actividades que ofrece la Asociación Tejedoras de Cambio.

La directora y fundadora de la Asociación, Patricia Basave Benítez, señaló que el compromiso es establecer redes de sonoridad y apoyo en pro de la salud e integridad de las mujeres que más lo necesitan.

“Por eso es que se les brinda un contexto de educación continua e investigación, derechos humanos, siendo este uno de los retos más fuertes, ya que la participación ciudadana de las mujeres la cual sigue estando muy rezagada, y por último, la cultura y recreación”, dijo.

Integrada desde hace cinco años, “Tejedoras de Cambio”, comprende entre sus metas ayudar a mujeres reclusas y sus familias para que puedan desempeñar un papel activo en la sociedad.

La idea de crear esta alianza, indicó, se originó de una tesis sobre desarrollo humano para luego ser aprobada por el Instituto Estatal de la Mujer en Nuevo León originándose así la Asociación.

“Hay que recuperar la energía femenina, despertar la conciencia, ya que la mujer ha estado dormida, no ha sido la verdadera protagonista de su vida, lo que buscamos es devolverle su papel principal primero como mujer en su interior, luego dentro de su familia y para finalizar con la comunidad”, expresó.

Manifestó que esta comunidad hecha por mujeres, ofrece talleres, los cuales pueden ser de Desarrollo Humano o Tanatología, inglés, tejido, cocina y danza, además de cursos como “El guión de mi vida” y diplomados como Tejedoras de Historias.

Asimismo, incluye terapias de acupuntura, nutrición y bioresonancia, contando con varias sedes que han sido creadas por tejedoras que recibieron el curso y tomaron la decisión de apoyar y multiplicar la labor prestando su casa como local.

“De esta manera, las mujeres pueden acudir a recibir la ayuda que brinda esta alianza, y los podemos encontrar en los municipios de Monterrey, Juárez y la más reciente San Nicolás”, manifestó.

Enfatizó que el objetivo es lograr que las mujeres sean las autoras de su vida, “que ellas sean las encargadas de escribirla día con día, son la única agente de cambio en sí mismas”.

Una vez que despierta y recupera sus recursos “-la mujer- se da cuenta de los grandes cambios positivos que puede lograr, pues quien educa a un hombre educa a un individuo, pero quien educa a una mujer educa a una familia completa”.