Dictan formal prisión contra presunta homicida

La joven fue acusada en una clínica particular de haberse practicado un aborto. La jueza Leticia Damián dijo que la Fiscalía General presentó pruebas suficientes con la mujer. 
Una juez de control y juicio oral, determinó enviar envío a prisión a una joven turista de 24 años.
Una juez de control y juicio oral, determinó enviar envío a prisión a una joven turista de 24 años. (David Monroy)

Cuernavaca

Una juez de control y juicio oral, determinó enviar envío a prisión a una joven turista de 24 años, a la que médicos de una clínica particular acusaron inicialmente de haberse practicado un aborto, pero investigaciones de la Fiscalía General del estado determinaron que la imputada se provocó el parto a las ocho semanas y media de embarazo, y abandonó a su hijo en el closet de una residencia, donde el producto murió.

Leticia Damián, la juez que encabezó la audiencia de control de detención e imputación realizada en esta ciudad, estuvo a punto de determinar la libertad de la mujer que fue presentada ante el ministerio publico como responsable del delito de aborto, pues al conocer que la joven estaba en la parte final de gestación, ya no se reunían las condiciones jurídicas para imputarla por ese delito, lo que obligó a los fiscales a buscar la reclasificación y con sus argumentos, orillaron a que la presunta responsable fuera imputada por el delito de homicidio calificado.

Karla, originaria del Distrito Federal, pasó en el municipio de Jiutepec, los días de asueto de la Semana Mayor, y según las primeras investigaciones, fue llevada a una clínica particular el pasado domingo, debido a fuertes dolores abdominales, sin embargo, al ser valorada, los médicos confirmaron que había tenido una expulsión de su producto, por la que la pusieron a disposición de la autoridad por el delito de aborto.

Al ahondarse la investigación, se concluyó que Karla había “abortado” en un conjunto residencial “Los Amates”, donde pasaba con familiares los días de descanso, y a su hijo lo había abandonado en el closet de la casa, envuelto en toallas.

No obstante, al reunirse otros elementos, análisis y versiones de los familiares, se llegó a la conclusión de que Karla tenía ocho semanas y media de embarazo, y que buscó provocarse el parto deliberadamente. Por ello, abusó de caminatas en el poblado de Tepoztlán, a donde viajó, y estuvo cargando a otro menor durante tiempos prolongados.

Según un médico, integrante del cuerpo de especialistas de la Fiscalía General del estado –que pidió no ser identificado—“esta actividad está contraindicada para mujeres embarazadas en etapa final, ya que ello conlleva en una expulsión del producto”.

La juez determinó que el asesinato del bebé fue deliberado, dada la planeación de la mujer para concretarlo, por ello que agregó al delito de homicidio, la agravante de calificado, quien durante la presentación ante la juez, observó una conducta tranquila y hasta desinteresada.

La juez Damian ordenó que el próximo domingo 27, Karla se vuelva a presentar para escuchar la determinación judicial denominada vinculación a proceso, donde también se establecerá el tiempo en que durarán las indagatorias que al final, llevará a dictar sentencia. Mientras tanto, Karla, deberá estar en prisión, por lo que fue ingresada al área femenil del centro estatal de reinserción social del poblado de Atlacholoaya, Morelos.