• Regístrate
Estás leyendo: Muere sacerdote que hacía exorcismos
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 17:35 Hoy

Muere sacerdote que hacía exorcismos

David Martínez Reyna, nació en Rioverde, San Luis Potosí, se encontraba jubilado pero enfrentó al Diablo a través del exorcismo, en diversos casos en Tamaulipas.

Publicidad
Publicidad

A los 89 años de edad falleció Monseñor David Martínez Reyna, único sacerdote en Tamaulipas que se enfrentó al Diablo a través del exorcismos en la entidad. El presbítero, vio la luz en Rioverde, San Luis Potosí el 2 de marzo de 1929.

Realizó sus estudios en el Seminario de San Luis Potosí, luego se trasladó a Querétaro, más tarde, llegó a Tampico, Tamaulipas en 1948 donde se ordenó sacerdote el 25 de abril de 1956.

TE RECOMENDAMOS: "Violencia y fanatismo, arruina a la sociedad"

Y de ahí, comenzó su recorrido por tierras tamaulipecas. De Tampico se fue a Madero, Jaumave, Altamira, Victoria, El Chorrito, Llera y anexas.

De sus exorcismos aseguraba en las entrevistas que para enfrentarse al Diablo se necesitaba mucha fe y estudios teológicos y así lo demostró por más de tres décadas de encuentros inusuales.

Donde a veces llegaba a los golpes físicos con el poseído, pero aclaraba "No golpeo a las personas, golpeo al Demonio que ha poseído su cuerpo".

Monseñor oficiaba la misa anual de acción de gracias para el gremio periodístico, donde exhortaba a conducirse con la verdad, pero por lo complicado de su salud a partir del 2014 dejó de dar la misa y asumió el espacio, el obispo Antonio González Sánchez.

Ya estaba "jubilado" de sus quehaceres eclesiásticos y vivía en el monasterio de religiosas de la orden de Nuestra Señora de la Caridad del Refugio, donde este fin de semana lo festejaron.

Su cuerpo es velado desde este jueves en la Catedral del Sagrado Corazón de Jesús, donde el viernes a la una de las 13:00 horas se oficiará una misa de cuerpo presente y luego se le dará sepultura.

ELGH

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.