• Regístrate
Estás leyendo: Muere la última cocinera clásica de zacahuil
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 07:32 Hoy

Muere la última cocinera clásica de zacahuil

Doña Virginia fue la más reconocida elaboradora de la joya gastronómica,conocida como zacahuil y desarrolló diferentes muestras culinarias en el mundo, entre ellas, en el país del sol naci

Publicidad
Publicidad

La Huasteca está de luto, dice un son, cuando se refiere al fallecimiento de Rogaciano el huapanguero.

“La Huasteca está de luto” se canta en diferentes eventos en donde se da el reconocimiento a quienes por su participación en la promoción, difusión y ejecución de las diversas tradiciones culturales de la zona, en la difusión delfolclore que no solo identifica sino da raíz al habitante de una vasta zona que fue poblada po rgrandes guerreros que dejaron su sello y su esencia.

Y así es, está de luto ante el fallecimiento del icono de la gastronomía regional autóctona, la repentina muerte de Virginia Villalón, doña Vicky,como cariñosamente todos la reconocían y quien pasó su vida entera en medio del horno de lodo, las hojas de plátano, la bellota de la misma planta, la masa martajada, es decir sin ser molida completamente; la mezcla–que solo ella- podía lograr entre sabores, olores y esencias, los chiles secos, la pimienta, la cebolla el ajo y todo lo que se requiere para una de las joyas de la gastronomía huasteca: el zacahuil.

Murió doña Vicky y deja un legado gastronómico tan importante como difícil de darle continuidad o superarlo, murió tras haber realizado miles y miles tal vez millones de grandes tamales como querían muchos llamar alzacahuil, para no complicarsela pronunciación, en las meses dominicales de la capital del estado de Veracruz, en NuevoLeón, en Tamaulipas, en San Luis Potosí, en Hidalgo, en el estado de México, en la capital del país, por todas partes alguna vez hubo un zacahuil horneado en Pánuco, un Zacahuil horneado por Virginia Villalón.

Setenta años de elaborar gastronomía huasteca avalaron siempre su calidad de tal manera que alguna vez fue invitada hasta el Medio Oriente, y a Japón para presentar una muestra gastronómica, sin mencionar a todos los países a donde su trabajo culinario llegó como prueba irrefutable de calidad y sabor, de esencia y de identidad.

La Huasteca está de luto, pero lo más lamentable y lo más triste,con la partida irremediable de doña Virginia Villalón según el historiador José Luis Guzmán Flores defensora a ultranza de la cultura huasteca, del folclorey las tradiciones-, es que la gastronomía cultural poco a poco se pierde entre el simplismo de la comercialización, la facilidad de la tecnificación, desplazandoa la calidad, el sabor y a la elaboración artesanal.

Ahora, según Guzmán Flores la elaboración del zacahuil ya no es un ritual, la gran mayoría de los expendedores de este producto utilizan bolsas de plástico en lugar de hoja de plátano, disminuyéndole la calidad del sabor,tampoco se usa la bellota y a estas alturas simplemente se convierteen un producto comercial que sigue teniendo gran aceptación,pero no la calidad del sabor con la que se hacía hace algún tiempo y que solo algunas personas como Virginia Villalón, respetaban en su elaboración artística.

Dentro de la cosmovisión náhuatly huasteca, según explica la etnóloga especialista en la cultura huasteca, Janeth Mizpha,el zacahuil es un platillo de la gastronomía antigua, que se clasifica como cocina ritual, que dio origen al ofrecimiento en festejos diversos e incluso en días de duelo o luto, por lo que existen además diferentes mitos y leyendas, entendidas como tales, más no corroboradas como auténticas.

Te Recomendamos: Zacahuil y Huapango para migrantes en Houston

De esta forma reconoce en la ahora extinta Virginia Villalónun referente fundamental de la elaboración de este platillo que destaca y de acuerdo a la versión generada en el libro la conquista de Pánuco del que aportó datos textuales la etnóloga: “el zacahuil fue una ofrenda o ritual ofrecida al dios del inframundo,una fiesta pagan a que al parecerdio origen a las festividades de carnaval en esta zona”, a pesar de ello no se detalla si en verdadera usada carne humana, como se especuló desde entonces.

De acuerdo a la historiadora, en el referido libro de la conquista de Pánuco se deja entre ver laexistencia de una posibilidad de que así hubiera ocurrido, ya que se hablaba de que durante la lucha de la conquista, muchos de ocupantes desaparecieron en el fragor de la batalla y no se recuperaron sus cuerpos ni se localizaron, lo que puede coincidir con las referidas leyendas.

En La conquista de Pánuco del investigador Manuel Toussaint,se hace en consecuencia una breve referencia a esto, no lo da de manera abierta, señala la propia Janeth Mizpha, quien insiste en que se trataba de fiestas paganas, donde se pedía permiso al dios del inframundo para poder realizar estas festejos y excesos, y solo en esas ocasiones especiales se fabricaba el platillo.

Por tratarse de una referencia cultural y al llegar la evangelización, este ritual desapareció para convertirse en algo más cotidiano, en alimento puro, en comida como tal sin la necesidadde un pretexto para su realización.

Los mitos y leyendas sobrela cultura ancestral, son aceptados como referentes por los etnólogos, sin embargo esto no implica veracidad o autenticidad, explicó la especialista, quien en estos momento se encuentra trabajando en proyectos de difusión del folclore y la cultura huasteca, principalmente en lo relacionado al huapango, muy ligado a la gastronomía por tratarse de eventos justamente de festividades autóctonas señaló.

Te Recomendamos: Gastronomía local se une para atraer comensales



IMRJ

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.