Motociclistas son 'cazados' en Cuernavaca

Los manifestantes denuncian que el gobierno incumple los acuerdos firmados por ambas partes la semana pasada.

Cuernavaca

Más de 300 motociclistas organizados e independientes, rodaron por tercera ocasión en un mes por las calles de esta ciudad, para exigir el cese “de la persecución y cacería” a los que están sometidos por las corporaciones estatales y municipales de seguridad y tránsito, que no respetan la prórroga pactada con las autoridades estatales.

Frente a la imposición anunciada por el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, de que los motociclista de cualquier cilindrada deberá portar chalecos y cascos rotulados con las matrículas de sus vehículos, ya que más de cinco mil delitos han sido cometidos por sujetos a bordo de este tipo de vehículos durante 2013, los motociclistas acodaron con el gobierno estatal integrarse a un padrón general y pagar, en diferentes modalidades, los derechos atrasados que existan. A cambio, las autoridades suspenderían la detención de sus unidades.

Sin embargo, los acuerdo no fueron cumplidos por parte de la autoridad, y continúa la detención masiva de motocicletas en todas las calles de Morelos, aseguró Laura Viridiana del Valle, una de las dirigente visibles del movimiento motociclista que aglutina ya a 38 motoclubes y conductores independientes, lo que suma en todo el estado, alrededor de 14 mil motociclistas.

Por su parte, Carlos Benítez del club de Motociclistas “Chicos Malos”, rechazó no sólo el incumplimiento de los acuerdos, sino la criminalización de dicho sector, pus el gobierno tiene el derecho de meter en orden a cualquier conductor de vehículo, no obstante, la forma en que pretenden etiquetarlos, es “mantener la satanización del motociclista”.

Antes de partir, David Jiménez, otro de los dirigentes más visibles del movimiento, aseveró que “este movimiento no es de determinada cilindrada… no es de los de Harley Davison, ni de los Italika, ni los de Suzuki, somos todos hermanos y no podemos permitir que el gobierno incumpla sus acuerdos, pero además, nos persigan como si fuéramos delincuentes”.

Los motociclistas se reunieron en La Paloma de la Paz como se le conoce a la entrada norte de la ciudad de Cuernavaca; cerca de las 14 horas partieron rumbo al centro de la ciudad y avanzaron primeramente por avenida Heroico Colegio Militar, luego por las avenidas Emiliano Zapata, Álvaro Obregón, Mariano Matamoros y Hermenegildo Galena. Al llegar al zócalo de la ciudad, los “bikers” colocaron sus motos en la plancha del centro de Cuernavaca, y anunciaron que continuarán en las mesas de trabajo con el gobierno, a pesar del incumplimiento de este.