• Regístrate
Estás leyendo: Mitikah, la torre abortada luego de siete años de obra
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 14:24 Hoy

Mitikah, la torre abortada luego de siete años de obra

El complejo de la delegación Benito Juárez incluiría exclusivos departamentos, hotel, centro comercial, oficinas y hasta clínica.

Publicidad
Publicidad

Israel Navarro

A menos de un año de que fuera inaugurada, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal desechó el proyecto para la construcción de la Torre Mitikah “La Ciudad Viva”, que sería la segunda más grande del país con 267 metros de altura y 60 pisos.

Su construcción inició en 2008 junto con un complejo inmobiliario en la zona ubicada en Real de Mayorazgo 130, en la zona de Xoco, delegación Benito Juárez.

El diseño del rascacielos corrió a cargo del arquitecto César Pelli, de la firma Pelli-Clarke-Pelli, mientras que el diseño interior de los departamentos es del arquitecto Roy Azar. La parte estructural fue desarrollada con una alianza entre WSP Cantor Seinuk e Ideurban Tecnologías.

Desde su inicio el edificio pretendía ser uno de los más emblemáticos e innovadores de la ciudad, pues contaría con varias decenas de exclusivos departamentos, un hotel, un centro comercial y una torre de oficinas.

En el video de presentación del portal Mitikah se afirma que su ubicación al sur de la ciudad beneficiaría el desarrollo urbano y comercial de la zona al estar cerca de la Cineteca Nacional, la Sociedad de Autores y Compositores, así como del barrio de Xoco.

La torre diseñada de “forma elíptica, simple y esbelta” fue pensada para ser monumental, pues estaría entre los diez rascacielos más altos de Norteamérica y entre los tres más grandes de América Latina, solo detrás de la Gran Torre de Santiago, en Chile, de 300 metros, y del Trump Ocean Club International Hotel & Tower, en Panamá, con 284 metros.

Sería edificada en un terreno de 6 mil 270 metros cuadrados y contaría con un sótano de comercios y un total de seis más de estacionamiento con 935 cajones, aproximadamente.

Este edificio de alojamiento y departamentos contemplaba diferentes opciones, como salón de usos múltiples, red inalámbrica, gimnasio, business center, entre otros. Los espacios comerciales sobre la planta baja y el semisótano estarían compuestos por un supermercado y otros locales de servicio.

De acuerdo con el sitio de internet de Ideurban, los acabados que se proponían para esta etapa eran materiales precolados en fachadas y pastas en colores beiges o similares; los perfiles para la cancelería en aluminio de color y cristal bronce, y bronce laminado.

En las áreas comunes exteriores como banquetas, andadores y de circulación vehicular, los acabados eran materiales pétreos, las áreas verdes eran en su diseño mobiliario urbano y vegetación adecuada para la zona y los usos.

Esta etapa del proyecto ocupaba también la zona sobre avenida Río Churubusco con un terreno de 3 mil 384.50 m2. Las edificaciones sobresalientes de esta etapa eran una clínica médica, un sótano de comercios y cinco sótanos de estacionamiento con 421 cajones, aproximadamente.

La clínica médica consistía en planta baja, nueve pisos sobre nivel de banqueta, un sótano y un mezzannine, con un aproximado de 80 camas y 97 consultorios.

Los espacios comerciales del sótano estarían compuestos por locales de servicio, áreas mecánicas de la clínica y un lugar comercial.

De acuerdo con el sitio de internet Vyve Mitikah, los departamentos cuentan con “elegantes acabados y diseño exclusivo. Ofrecen una estancia tranquila con una verdadera sensación de hogar”.

Las viviendas comprenden de una a dos habitaciones y están equipadas con refrigerador, estufa, horno de microondas, persianas black out y hasta la opción de juego y cuarto de lavado.

En febrero pasado la revista Forbes reportó que el fideicomiso de inversión en bienes raíces mexicano Fibra Uno adquirió la propiedad para el desarrollo de inmuebles de usos mixtos en el DF, por 185 millones de dólares.

En un aviso a la Bolsa Mexicana de Valores, la firma destacó que la propiedad colinda con los terrenos donde se localiza el edificio de oficinas conocido como Centro Bancomer, que también es suyo.

En abril, Fibra Uno anunció la inversión de 6 mil 683 millones de pesos en el proyecto inmobiliario Mitikah, con el fin de concluirlo y ponerlo en marcha en 2016.

“El proyecto tendrá diversos usos y componentes, como oficinas especializadas, un centro comercial, un hotel y una torre de departamentos”, explicó.

Fibra indicó que analiza alternativas para maximizar la rentabilidad del proyecto, que podrán modificar las variables del escenario presentado.

El proyecto estimaba tener un área bruta rentable combinada de 131 mil 307 metros cuadrados, además de generar un ingreso neto operativo por alrededor de mil 43 millones de pesos.

En un recorrido que hizo MILENIO tras conocerse el revés de la ALDF, se observó que el Hospital San Ángel ya funciona, al igual que los edificios ubicados en el mismo complejo.

Sin embargo, en el área donde estaría la Torre Mitikah hay un enorme socavón, además de que no hay trabajadores. La plaza conocida como Centro Coyoacán sigue en funciones, pese a que en el proyecto de Ideurban se contempla una remodelación total.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.