Empresarios lamentan asesinato de mineros

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Chilpancingo, Jaime Nava, dijo que existe un ambiente de indignación por el ataque cometido a los trabajadores. 

Chilpancingo

La dirigencia de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) interviene ante Goldcorp para que se paguen las indemnizaciones correspondientes a los tres mineros ejecutados en Carrizalillo, el principal punto de extracción de oro del país.

Jaime Nava Romero, señaló que al seno del sector empresarial de Guerrero existe un ambiente de indignación por los ataques cometidos en contra de trabajadores del sector minero local.

“Estamos sumamente preocupados por algunos secuestros que se han dado dentro del ámbito de la minería; tanto en las instalaciones como dentro de ellas, como el hecho de que se haya retenido recientemente a varios colaboradores”, indicó Nava Romero.

El dirigente de la Coparmex refirió que la minería, es la tercer actividad productiva más importante de la entidad, de tal suerte que representa una gran cantidad de empleos y derrama económica.

“Nosotros no podemos dejar a la actividad minera desamparada, tenemos que buscar la forma de cobijarlos, con seguridad otorgada por la autoridad federal; para que no vayan por nada del mundo a pensar en cerrar sus puertas”, indicó.

Respecto a los trabajadores asesinados la semana pasada, Nava Romero indicó que ya se buscó la comunicación con los ejecutivos de Goldcorp, para efecto de que faciliten a las familias afectadas todos los apoyos a que tienen derecho.

Aclaró: “Hay mucha información que por lo delicado del momento y las circunstancias  no la podemos comentar, pero fuimos los primeros que denunciamos los secuestros en contra de los mineros, además de los primeros en llamar y darles el respaldo”.

Explicó que Coparmex no solamente cuida el beneficio de la empresa, también la estabilidad laboral para los trabajadores.

Reconoció que por las agresiones que han sufrido sus trabajadores, las zonas mineras en Guerrero en estos momentos pueden considerarse como focos rojos.

Por eso expresó la necesidad de respaldarlos, tanto a patrones como a los trabajadores, para que dicho sector de la economía no se caiga.