Paran trabajos en la mina Los Filos -El Bermejal

No hay acuerdo en torno al contrato de arrendamiento, pues la empresa plantea que la renta de la tierra se revise cada 15 años, pero ofrece un máximo de 3.5 onzas por cada hectárea de tierra.

Carrizalillo

Ejidatarios de Carrizalillo cerraron la mina Los Filos – El Bermejal desde las 06:00 horas del martes 1 de abril, piden que la compañía canadiense Goldcorp duplique el precio en onzas de oro que actualmente paga por extraer oro, plata y zinc de mil 200 hectáreas de tierra.

Desde la madrugada del martes 1 de abril venció el contrato de arrendamiento que los integrantes del ejido de Carrizalillo firmaron con el corporativo en 2009, lo que abrió la coyuntura para buscar la renegociación en condiciones más provechosas.

Los 176 ejidatarios reciben 2.5 onzas de oro por cada una de las mil 200 hectáreas de tierra que rentan a Goldcorp desde 2007, aunque el precio de la renta se pactó dos años después de que inició la explotación formal.

El domingo 30 de marzo, la asamblea del Comisariado Ejidal sesionó para discutir los términos en que renegociaría el contrato con la empresa de nacionalidad canadiense, por lo que sostuvieron un primer acercamiento con Francisco Ballesteros Corrales, representante del corporativo en la entidad.

Aunque sin la unanimidad esperada, la asamblea de los ejidatarios autorizó a sus representantes a buscar la mejoría con una propuesta inicial de 6 onzas.

Para la mañana del lunes la petición bajó a 4.5 onzas con la intención de facilitar un acuerdo, sin embargo la propuesta fue rechazada por los ejecutivos de la compañía, por eso desde las 06:00 horas de hoy los habitantes de Carrizalillo decidieron tomaron los accesos a la mega mina.

Para las 07:00 confirmaron que todas las actividades del corporativo estaban detenidas, lo que quedaba era esperar a que los ejecutivos propiciaran la negociación.

Primer acercamiento infructuoso

La primera negociación entre los ejidatarios y ejecutivos de Goldcorp se rompió sin acuerdos.

Julio Peña Cleso, secretario del Consejo de Vigilancia del Comisariado Ejidal, comentó que alrededor de las 08:00 horas se estableció el primer contacto entre las partes.

Dieron a conocer su pretensión de cobrar 4.5 onzas de oro por cada una de las mil 200 hectárea y que el contrato de arrendamiento se realice cada año.

Francisco Ballesteros Corrales, representante de Goldcorp propuso que la renta quede fija para un periodo de 15 años, pero aclaró que solamente podía pagar un máximo de 3.5 onzas por hectárea.

En aras de encontrar una salida salomónica, los ejidatarios bajaron su aspiración a 4.0 onzas por hectárea pero mantuvieron la propuesta de que la renta se renegocie cada año.

En caso de aceptar una renta de 15 años, los ejidatarios dijeron que pondrían una condición; que se les incorpore en la distribución de las utilidades generadas anualmente.

Piden 1.5 onzas por cada cien mil que la compañía obtenga, en el entendido de que solo en 2013, Goldcorp extrajo 333 mil onzas de sus tierras.

No hubo acuerdo y por eso la negociación se interrumpió.

Roberto Guzmán Montiel, presidente del Comisariado Ejidal comentó que la relación con el grupo comenzó alrededor de 1995, cuando comenzaron los trabajos de exploración y solamente recibían un promedio de 300 mil pesos por el monitoreo de las mil 200 hectáreas.

Aunque la negociación formal inició la mañana del martes, las charlas relacionadas con la renegociación del contrato comenzaron desde febrero pasado, por esa las dos partes conocen sus respectivas aspiraciones.