PAN en Morelos pedirá a SCT intervención en Paso Express de Cuernavaca

Javier Bolaños Aguilar, generador de la propuesta, anunció que la fracción de su partido exigirá al titular de Comunicaciones,  Gerardo Ruíz, se verifique la dicha  construcción. 

Cuernavaca

Diputados federales del Partido Acción Nacional pedirán al secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruíz Esparza someta a revisión el trabajo del delegado de la dependencia en Morelos, José Luis Alarcón Uzeta, cuya negligencia en la construcción del Paso Express ha llevado a la afectación de 131 personas de las cuales 11 han muerto en graves accidentes automovilísticos.

Javier Bolaños Aguilar, legislador del albiazul y generador de la propuesta, anunció que la fracción parlamentaria de su partido en el Congreso federal exigirá a Ruíz Esparza ponga atención a lo que está sucediendo en Morelos en la construcción del Paso Express, donde los accidentes de gran envergadura son constantes debido a múltiples factores, la mayoría atribuibles a la falta de atención de la delegación de la SCT que omite obligar a la empresa responsable de las obras y a la Policía Federal, asegurar la zona para evitar accidentes.

Hace dos semanas, los hijos del director de medios impresos nacionales de la Secretaría de Gobernación (Segob), Héctor Gandini, fueron dos de las siete víctimas del choque provocado por una pipa de doble remolque, que se llevó con su velocidad y peso a cuatro vehículos más, entre ellos, una camión revolvedor de cemento. En el lugar murieron cuatro personas, entre ellas, uno de los hijos del funcionario federal, en tanto que su hija María, resultó gravemente herida por lo que fue trasladada vía aérea a un hospital.

El Paso Express es una obra a cargo de la SCT, que consiste en la ampliación a cuatro carriles de un importante tramo de la autopista México-Acapulco (en su tramo Cuernavaca, también conocido como Libramiento de Cuernavaca). Desde el inicio de las obras, los accidentes de gran impacto han sido constantes, donde trailers, pipas, camiones de carga y otros vehículos pesados se han convertido en verdugos de decenas de familias y sus automóviles.

El tramo donde se presenta el mayor número de accidentes es el que está al norte de Cuernavaca, pues los automotores que avanzan por la autopista México-Cuernavaca, no logran ver que tras la última curva antes de entrar a Cuernavaca, está la zona urbana y una gran cantidad de vehículos que ingresan al libramiento, ya que la vía ya es utilizada como una avenida más de la capital del estado. Al ingresar a una alta velocidad, el frenado antes de la colisión es prácticamente imposible.

Pese al número de accidentes, y la insistencia a la SCT de autoridades policiacas locales y organizaciones sociales para que la empresa responsable coloque señalamientos o bandereros que "anuncien" la obra, la dependencia ha sido omisa en señalar lo correspondiente, incluso, el delegado Alarcón Uzeta se ha negado a recibir "sugerencias" como fue el caso de este lunes cuando tenía una cita con diputados locales que habían acudido a sus oficinas para entrevistarse con él, sin embargo, se negó a recibirlos argumentando que ya tenía "otras citas".

Ese mismo día al medio día, ante los medios de comunicación aseguró que la SCT no es responsable de los accidentes, y sugirió que son los automovilistas y los choferes de los camiones, los únicos responsables, a pesar de las constantes quejas en medios de comunicación y redes sociales por la falta de señalamientos, obstrucción de las vías en construcción por parte de los trabajadores de la empresa responsable, falta de bandereros para resultar los puntos de precaución y peligro.

Así se han visto accidentes entre autos, personas atropelladas, carambolas de vehículos, afectación de vehículos con el mobiliario "de emergencia" de la empresa que obstruye las vías, o caída de diversos vehículos a las zanjas que están a los costados debido a la falta de señalamientos.

El legislador Bolaños Aguilar recriminó al delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en la entidad, José Luis Alarcón Ezeta que cualquier pérdida de vidas es lamentable, y es doblemente grave si estas derivan de actos negligentes de la autoridades como en el caso de las obras del Paso Express.

Ello, luego de que Alarcón Ezeta, minimizó la trascendencia y el número de víctimas en la sobras de construcción del Paso Express, el pasado lunes.

El legislador federal insistió en que el número de víctimas en estos accidentes es de 131 de las cuales once son las mortales, lo cual evidencia la gravedad del asunto; sin embargo, dejó claro al delegado de la SCT que aún cuando se haya equivocado en su apreciación del número de víctimas, eso no quiere decir que las muertes que sean, pueden minimizarse.

"Cuando se afirmó que han ocurrido 131 muertes durante la construcción de la obra Paso Exprés Cuernavaca, se aclara que esta cifra corresponde al número de accidentes graves, más no al número de víctimas fatales; de las cuales debe llevar registro puntual la autoridad responsable", sentenció Bolaños.

"Se hace hincapié en que el reconocimiento por parte de la Delegación SCT Morelos, de la existencia de al menos 11 fallecidos en el año de 2016; no permite precisar o cuantificar esta información; por eso se reitera nuestra preocupación y la de los ciudadanos por la recurrencia de los accidentes en este tramo carretero.

"Señalamos que la pérdida de una sola vida será siempre un hecho lamentable; que pudiera ser evitable si las autoridades locales tuvieran mayor compromiso y aplicación", indicó Bolaños al anunciar que en los próximos días se pedirá que el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, sea obligado a comparecer para tratar el tema que no ha podido ser resuelto por su representante estatal.


REPL