Hay disposición del gobierno federal a solucionar la crisis: Yunes

El gobernador electo dijo que Veracruz requiere en estos momentos soluciones excepcionales por lo que se reunirá con el secretario de Hacienda.

Ciudad de México

Miguel Ángel Yunes, el gobernador electo de Veracruz, dijo que en la reunión que sostuvo con el presidente Enrique Peña Nieto encontró disposición a su propuesta de solucionar el "complejísimo problema financiero" que vive la entidad.

En entrevista con Azucena Uresti para MILENIO televisión, el panista señaló que el estado en este momento requiere de soluciones excepcionales y detalló que se acordaron puntos concretos con el titular del Ejecutivo.

Como primer punto mencionó mantener una coordinación eficiente y constante con el gobierno federal, y el segundo aspecto es instalar mesas de trabajo para atender temas financieros urgentes y en materia de seguridad pública, "que es un problema que se ha recrudecido en Veracruz".

Dijo que este mismo miércoles empezaría a trabajar con el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, mientras que en los próximos días lo hará con el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con quien ya tuvo comunicación hoy.

Agregó que como parte de la solución es analizar las demandas de los alcaldes, de la universidad, de maestros, pensionados y de acreedores de corto plazo, que piden que antes de que termine este gobierno se les liquiden las cantidad que deben, la cual asciende a varios miles de millones de pesos.

Afirmó que se busca una solución para que esto quede saldado y el gobierno nuevo enfrente con responsabilidad las deudas de largo plazo, por lo que planteará al titular de Hacienda la necesidad de que en el presupuesto del año próximo, Veracruz reciba una "consideración especial", es decir un presupuesto que se ajuste a las necesidades de la entidad y de la que el estado aporta al país.

Yunes consideró que se requiere de la intervención del gobierno federal, ya que los veracruzanos "no podemos salir solos de la situación en la que estamos". Negó que esta petición especial vaya a afecta a otras entidades, porque se buscarían alternativas.

Confío en que la Procuraduría General de la República en su momento aplicará las disposiciones para asegurar bienes del gobernador con licencia y prófugo, Javier Duarte de Ochoa, para que sean entregados a los veracruzanos y resarcir algunos daños que causó en todos los órdenes.

Sobre la deuda dijo que son miles de millones, pero que lo primordial es la deuda social "con 60 por ciento de la veracruzanos en situación de pobreza, que un millón 200 mil están en pobreza alimentaria, con los que van a los hospitales y no encuentran medicinas y con quienes no tienen espacio en la universidad para sus hijos; esa deuda no está valorada en pesos pero se refleja en una realidad muy difícil".

Aseguró que no ni tiene las manos atadas, al contrario dijo se libre al no tener compromisos ocultos con nadie, pues fue elegido por más de un millón de votos y "con esa libertad voy a cumplir para que Veracruz salga adelante".

Habló que de su gobierno será austero, que ahorrará y no gastará en frivolidades y con que actuará con honestidad y transparencia. Rechazó sacarse la "rifa del tigre", pues consideró que tiene el enorme honor de ser gobernador de los veracruzanos, en un momento de dificultad.