• Regístrate
Estás leyendo: Miguel Castro niega cobrar sin trabajar
Comparte esta noticia
Domingo , 24.06.2018 / 08:38 Hoy

Miguel Castro niega cobrar sin trabajar

El diputado del PRI mostró documentos para acreditar que él pidió que se le descontaran los días en que no asistió a sesiones del Congreso del Estado.


Publicidad
Publicidad

Sonia Serrano Íñiguez

El diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Miguel Castro Reynoso, aseguró que sí le han sido descontados los días de salario correspondientes a las sesiones de Pleno a las que no ha asistido y mostró los oficios que envió pidiendo la deducción, así como los recibos de nómina con la misma.

El legislador lamentó que, a pesar de estar previsto en la ley, los descuentos deban hacerse porque los pide cada diputado y no en automático.

MILENIO JALISCO dio a conocer que los diputados locales cobran de manera ilegal su salario, aún cuando no acudan a la sesiones de Pleno y, además, no justifiquen sus faltas. En total, según información del propio Congreso del Estado, hay más de mil faltas, entre las justificadas, los retardos y las injustificadas.

La Ley Orgánica del Poder Legislativo establece como única obligación de asistencia para los diputados, las sesiones de comisiones, comités y Pleno; sin embargo, sólo señala como sanción el que no acudan a un Pleno sin justificación, por lo cual debe descontárseles el equivalente a un día de salario, que son 3,574 pesos.

Miguel Castro es uno de los diputados que aparece con más faltas sin justificar, con cuatro. El diputado entregó a este diario documentos que acreditan que no cobró esos días, porque pidió que se le descontaran en el caso de dos días, mientras que otros dos corresponden a una licencia que solicitó sin goce de sueldo. En ambos casos también entregó copias de su cheque de nómina, donde aparecen los descuentos por este concepto.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.