Primer grupo de cubanos varados llega a México

Los primeros 180 cubanos que estuvieron varados en Costa Rica cuentan con una visa humanitaria por 20 días otorgada por México para su legal estancia en el país mientras realizan su recorrido a EU.

Ciudad Hidalgo, Chiapas

En una jornada de varias horas de viaje por aire y tierra, 180 migrantes cubanos llegaron a la frontera de Tecún Umán-Ciudad Hidalgo entre Guatemala y México y avanzaron en su meta de alcanzar el "sueño americano" en Estados Unidos.

A su llegada a migración mexicana los migrantes cubanos descendieron del bus y uno a uno hicieron su trámite migratorio. El Instituto Nacional de Migración mexicano dijo en un comunicado que facilitó un documento transitorio con plazo de 20 días, para que puedan permanecer en su territorio.

"Es importante destacar que el documento provisional es por razones humanitarias es de carácter gratuito", dijeron autoridades migratorias y agregaron que es una circunstancia extraordinaria.

Los migrantes cubanos han pagado con recursos propios los gastos de su traslado desde Costa Rica hasta la frontera México-Guatemala.

Sergei Acosta, de 35 años, el primer migrante que bajó a tierras mexicanas dijo que tiene mucha ilusión por llegar, sin importar lo cansado de estar en tránsito desde la noche del martes.

"No estoy tan cansado, estoy muy ilusionado por llegar", dijo. Acosta explicó que en su caso decidió salir de Cuba por necesidades económicas, no políticas. "Es la necesidad de tener una vida mejor". Agregó que a pesar que es agricultor no teme no encontrar un buen trabajo y poder así "reclamar a mi esposa y mi hija, para que crezca junto a mí", dijo.

El migrante Alexei Oliva Ríos, de 28 años, dijo a la Associated Press, único medio de prensa presente en el lugar, que salió en avión de Cuba el 27 de octubre de 2015 rumbo a Ecuador, donde "durante ese tiempo logré conseguir un trabajito de informático", explicó.

Contó que Michigan es su destino final y donde lo espera su hermano además de una oferta de trabajo. Aunque no sabe cómo llegará a la frontera con Estados Unidos, Oliva asegura que ya no hay vuelta atrás.

La mayoría de los casi 8 mil cubanos vieron truncado su sueño de avanzar por Centroamérica hacia Estados Unidos cuando Nicaragua decidió cerrar sus fronteras el 13 de noviembre de 2015.

Ruben Chil Cruz viajó en avión a Ecuador y dijo que iba de paseo. Relató que al llegar al país sudamericano, un coyote le ayudó a transitar a Costa Rica, a pie y en lancha.

"Vi la oportunidad y aproveché", dijo Chil, cuyo destino es Miami. "Creo que voy a llegar a Estados Unidos el domingo a más tardar". Expresó que en México se siente seguro y no utilizará un coyote para llegar a la frontera, y que aún no sabe por cuál estado cruzará, pero que espera que la migración mexicana le dé información para llegar de la forma más segura a su destino.

Informó que el viaje desde Costa Rica a la frontera con México por avión y bus tuvo un costo de 555 dólares, los cuales él pagó de sus ahorros. Chil explicó que fue afortunado en integrar el primer grupo piloto que realiza el viaje y que fue escogido por ser de los migrantes que tenían más tiempo esperando hacer el recorrido.

La oleada de migrantes cubanos se registró poco después de que Estados Unidos y Cuba avanzaran en negociaciones para restablecer las relaciones bilaterales, rotas hace más de 50 años y que trajo como consecuencias un embargo estadunidense y privilegios para los que huían del gobierno comunista del país caribeño, los cuales los migrantes temen perder.

La Ley de Ajuste cubano, el foco de atracción para los migrantes, fue aprobada en la década de 1960 en el marco de la Guerra Fría y otorga a los cubanos beneficios inmediatos para residir y trabajar en cuanto pisan territorio estadounidense.

Pavel Morales, de 22 años, explicó que tiene su esposa en Miami y que es a la ciudad que llegará. "Voy a trabajar con mi suegro, quiero una mejor vida", dijo.

Morales, quién es usuario de Facebook, registra su travesía a través de la red social.

En Costa Rica se despidió con la expresión típica del país: "Pura vida mae", mientras que cuando llegó a México subió una fotografía con el mensaje de "Bienvenido a México".