En tres años 300 hidalguenses han muerto en EU y 408 ingresado a prisión

En 2011 se realizaron 110 traslados de cuerpos a sus lugares de origen, principalmente en el Valle del Mezquital, que es el mayor expulsor de migrantes; en 2012 93 más y en 2013 otros 73.

Pachuca

De enero de 2011 a abril de 2014, 300 hidalguenses han fallecido en Estados Unidos, la mayoría por enfermedades terminales, un segundo grupo por accidentes y riñas, y diez en el intento por cruzar la frontera, informó la coordinadora general de Apoyo al Hidalguense en el Estado y el Extranjero, Erika Saab Lara.

Tan sólo en el primer cuatrimestre del año, la dependencia estatal contabiliza  24 decesos, uno de ellos cuando una persona trató de pasar a territorio estadunidense por el desierto. Los restos mortales de todos ellos, indicó la funcionaria, fueron repatriados a sus municipios de origen.

La mayoría de los paisanos que perece en su intento por cruzar ilegalmente la frontera que divide a México del vecino del norte, añadió, lo hace en el desierto, donde existen diversos peligros, no sólo relacionados con las altas temperaturas.

“También hay dos casos de hidalguenses que ya habían cruzado, se subieron a un tráiler sin que el chofer se diera cuenta, cayeron y perdieron la vida”.

En 2011, detalló, realizaron 110 traslados de cuerpos a sus lugares de origen, principalmente en el Valle del Mezquital, que es el mayor expulsor de migrantes; en 2012 93 más y en 2013 otros 73. En ese año igualmente fue repatriado un cuerpo desde Belice.

De acuerdo con la información que posee la oficina estatal, ningún connacional ha sido agredido por los agentes fronterizos; no obstante, sí se registra el incidente de una madre a quien le quitaron a sus hijos y “desesperada intentó enfrentarse a la policía”.

En promedio, dijo Saab Lara, por acuerdo con una funeraria local los traslados desde el aeropuerto al lugar en donde se realiza el servicio fúnebre y se entierran los restos de los finados le cuestan al gobierno del estado de tres mil a cinco mil pesos, cuando en otras entidades llega a oscilar entre los 20 mil.

Desde 2011, agregó, igualmente han realizado 13 traslados de pacientes vía aérea, por enfermedades que van desde insuficiencia renal hasta cáncer, y por un accidente en el que un connacional se fracturó las piernas y, al no contar con asistencia médica en el país vecino, tuvo que ser apoyado por los servicios médicos del estado.

Presos en cárceles estadunidenses

En los últimos tres años 408 hidalguenses han permanecido, en algún momento, en las prisiones de Estados Unidos.

Faltas administrativas, como ingresar ilegalmente a territorio americano, es el principal delito por el que se encuentran en las cárceles y, en promedio, permanecen recluidos de tres a seis meses, aunque puede extenderse hasta dos años si son reincidentes, especificó Erika Saab.

Actualmente hay cuatro procesados por delitos graves, para quienes se ha pedido la pena capital, que consiste en la aplicación de una inyección letal o en ser enviados a la silla eléctrica, “aunque en ninguno la sentencia es definitiva, por lo que la Embajada Mexicana y la Secretaría de Relaciones Exteriores pugnan para que se modifique a cadena perpetua y no pena de muerte”.

Es por homicidio que los tres connacionales están presos en California, Texas e Illinois.

En todos los casos, recalcó, se han interpuesto recursos de apelación con la esperanza de que se modifiquen las sentencias.

En lo que va del año, 28 hidalguenses han ingresado a las prisiones estadunidenses. Estos se suman a los que ya permanecían recluidos, que en total son poco más de 50; no obstante, según la funcionaria, casi la mitad está próximo a ser liberado.

Del resto, hay paisanos ya sentenciados, el máximo, exceptuando a los cuatro por los que se pide la pena capital, a 20 años.

En los primeros meses de 2014, la Secretaría de Relaciones Exteriores reporta mil 878 eventos de deportación en los que se involucra a hidalguenses, quienes fueron detenidos por la patrulla fronteriza y regresados a sus comunidades.

Claves

Entre cinco y siete por ciento de los migrantes son menores de edad y, según Erika Saab, son una minoría los que no van acompañados por un adulto.

“Hidalgo, aunque tiene un índice importante de migración, son mayores de 25 años los que buscan cruzar la frontera”.

En 2011 se presentaron 12 mil 500 eventos de deportación; el 10 por ciento eran mujeres; en 2012 10 mil y en 2013 9 mil.