Autoridades de EU se reúnen con defensores de migrantes en Chiapas

Encabezados por Thomas Shannon, consejero del Departamento de Seguridad norteamericana, durante el encuentro se tocó el tema de la migración y los derechos humanos.

Chiapas

Thomas Shannon, consejero del Departamento de Seguridad de Estados Unidos se reunió ayer con una docena de activistas, defensores de Derechos Humanos y directores de albergues y casas de migrantes, en donde establecieron un diálogo sobre asuntos relacionados con la migración y cooperación entre su país y México.

El encuentro se realizó a puerta cerrada en donde cabildearon sobre las repercusiones  que habría en caso de cerrar la frontera de México con Guatemala.

Durante la reunión – de dos horas- la delegación americana, intento recabar datos sobre el número de casos de trata y las principales ciudades en donde se cometen estos ilícitos.

“Queremos saber la realidad que se vive en la frontera sur” dijo la delegación que encabezó Shannon.

Estuvieron presentes, la premio Nacional de Derechos Humanos, Olga Sánchez; el encargado del albergue “Hogar de la Misericordia, Carlos Bartolo Solís; un representante del albergue, “Belén” que dirige Flor María Rigonni; el director de la casa de migrantes para niños no acompañados, “Todo por Ellos, Ramón Verdugo Sánchez.

Otro de los puntos, que las autoridades norteamericanas preguntaron, fue sobre la inseguridad, la presencia de las maras salvatruchas y la posible infiltración del crimen organizado en los albergues y casas de migrantes.

Algunos de los activistas y defensores de los Derechos Humanos, denunciaron que las autoridades no están protegiendo a los defensores, quienes son reprimidos y hostigados.

Otro de ellos, comentó que efectivos de la Policía Estatal y de Migrantes extorsionan y vulneran la integridad de los migrantes. En lugar de apoyarlos, violentan sus derechos.

En forma extraoficial, la Secretaría de Gobernación trabaja en la elaboración de estrategias que permitan frenar el éxodo de centroamericanos indocumentados que viajen en busca de mejores condiciones de vida a Estados Unidos y la forma como habrán de restringir que los inmigrantes se transporten en forma irregular sobre los ferrocarriles que realizan operaciones en la frontera sur con destino al interior de la república mexicana.

Estas nuevas medidas y estrategias, en teoría habrán de ponerse en operación antes de que culmine este mes. Toda vez, que el gobierno de Estados Unidos presuntamente enfrenta serias dificultades para atender a los miles de indocumentados y en especial de niños que se encuentran detenidos en centros de migración en ese país.