Denuncian explotación de centroamericanos en campos de BC

El director de la Coalición Pro Defensa del Migrante, José Moreno Mena, dijo que son pocos los que llegan hasta sus albergues para solicitar ayuda.

Tijuana

Los campos agrícolas de Mexicali, San Quintín y poblados del sur de Ensenada se han convertido en espacio propicio para la explotación de migrantes centroamericanos, ante su vulnerabilidad derivada de su situación y la falta de denuncia e investigación, denunció el director de la Coalición Pro Defensa del Migrante, José Moreno Mena.

Señaló que de acuerdo con testimonios de personas que han sufrido esa situación reportan, el "enganchamiento" se hace cuando los migrantes llegan a esta frontera para intentar cruzar a Estados Unidos, los responsables les prometen sueldos atractivos, pero no sólo no les cumplen, sino que en ocasiones ni siquiera les pagan. 

Estos casos se han detectado y documentado en los campos agrícolas de Mexicali y en San Quintín, al sur de Ensenada, denunció el activista.

"Sabemos que llegan centroamericanos a Mexicali, sobre todo hondureños, y se enrolan en estas corridas de trabajos de agrícola y de maquilas... son presa fácil de tratantes de esta gente que busca explotarlos". 

Moreno Mena detalló que han sido pocos los casos que llegan hasta los refugios de la Coalición Pro Defensa del Migrante, pero señaló que los indicios muestran que existen más víctimas de explotación laboral que difícilmente se conocerán por su condición. 

Narró que de acuerdo con testimonios, primero les ofrecen trabajo, luego los mantienen en jornadas de más de 12 horas y al final no les pagan o incluso los abandonan.

"Las autoridades ignoran sus derechos, porque como todo ser humano tienen derecho a recibir un apaga por el trabajo realizado, una jornada como los mexicanos, pero desgraciadamente no está muy difundido ha pasado muy invisible este tipo de situación".

Los centroamericanos no son los únicos que padecen esta situación, aclaró Moreno Mena y advirtió que lo mismo ocurre con mexicanos que vienen de otras partes del país, aunque su caso es diferente porque no están en condición de indocumentados.