• Regístrate
Estás leyendo: Metro "tumba" las ventas en Félix U. Gómez
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 19:12 Hoy

Metro "tumba" las ventas en Félix U. Gómez

Responsables de los pocos comercios que han logrado salir adelante, pese a las obras de la Línea 3, señalan que les afecta el polvo y el ruido de la maquinaria.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Entre varillas, pozos, maquinaria y polvo, la avenida Félix U. Gómez luce devastada, como si fuera una zona de guerra, y esto ha repercutido en un desplome de hasta 50 por ciento en las ventas de los comercios.

Durante un recorrido realizado por MILENIO Monterrey se constató cómo el sector se ha deprimido y los pocos comercios que han logrado salir adelante se sienten agredidos por el ruido de los taladros, de la maquinaria pesada y el polvo.

“Es la primera vez que batallan para cubrir los gastos de agua, gas o luz, y eso que ya tienen aquí 40 años, pero ahora con lo del Metro ya afectó a los dueños”, relata Saúl Hernández, quien trabaja en un negocio de reparación y venta de maquinaria para oficinas.

Del polvo ni se diga: una delgada película de partículas forma la polvareda diaria con la que tienen que convivir vecinos y comerciantes desde que arrancaron las primeras perforaciones para instalar las columnas.

“El polvo que hay, pero bastante… ya llevo algunos años aquí, bajaron a la mitad las ventas; yo venía nada más sábados y domingos, pero ahorita sólo venimos los domingos a entregar. Aparte el problema de que los clientes no se pueden ni estacionar”, señala el empleado de Servicios Hersan, SA de CV.

De los seis carriles apenas pueden transitar por dos polvorientos callejoncitos en que se han convertido, entre columnas, estructuras, varillas gigantes, maquinaria pesada y “piloteadoras”, que son las máquinas que perforan el suelo para colocar las columnas que sostendrán el viaducto elevado.

Jorge Taffinder, uno de los vecinos, narra lo que les ha afectado y cómo observó un supuesto error en una de las columnas a la altura de la calle Isaac Garza.

“El ruido, el tráfico y el polvo desde hace varios meses es lo que nos afecta, y por cierto, han hecho varias cimentaciones, pero las tumban, la de la esquina la están tumbando y tenían una de estas columnas con varilla que iban a poner y se la llevaron, no la alcanzaron a poner.

“Al parar la columna estaba pandeada y mejor se la llevaron, pero hicieron cuatro vaciados y salieron equivocadas, ya las demolieron”, señala el vecino que vive desde hace 10 años a la altura de Tapia.

Durante el recorrido fue visible ver por lo menos lo que parece fue una parte inicial de dos columnas que fueron “ancladas” en un hoyo gigante, donde podría ser una de las estaciones justo en la esquina de Félix U. Gómez con la calle Tapia.

La gran cantidad de comercios, tiendas, cantinas, locales de venta de teléfonos y las casas habitación abandonadas hacen ver el área desolada, pero con los trabajos de la Línea 3 del Metro, el panorama luce en ruinas y prácticamente “minado”, y perforado.

El despachador de la gasolinera Cualli, ubicada a la altura de M.M. del Llano, junto a una tienda de conveniencia, explica que las ventas prácticamente se desplomaron.

“Sí nos ha pegado, cómo no, la gente nos dice que no quieren meterse aquí, a Félix U. Gómez, le dan la vuelta, ya desde hace tres o cuatro meses, creo que un 30 por ciento, eso es lo que nos afecta”, comenta Alfredo, con cuatro años de laborar en el negocio.

Ayer, durante el recorrido desde el paseo Santa Lucía hasta Madero no se veían trabajadores de las constructoras Garza Ponce, Moyeda y la firma gala Alstom.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.