• Regístrate
Estás leyendo: “Me vieron enjaulado y no hicieron nada”
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 00:50 Hoy

“Me vieron enjaulado y no hicieron nada”

Kevin es una víctima más de bullying; su caso detonó en redes sociales y reveló el aumento de la violencia.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Kevin sacude la cabeza como queriendo olvidar sus recuerdos. Sonríe de nervios y apenas alcanza a soltar: “Sentí que me iba a morir”

Kevin de Jesús Calderón es una víctima más de bullying. Su caso detonó a través de las redes sociales y dejó a la vista una vez más el aumento de la violencia en las escuelas.

Esta vez ocurrió en Tabasco, en el municipio de Emiliano Zapata. En la zona de los ríos mayas, a más de dos horas de Villahermosa.

“Me metieron a una jaula. Estaba distraído, me agarraron por detrás y me llevaron, me tiraron en el suelo agarraron y me encerraron con dos blocs (ladrillos) no podía salir porque pesaban, pensé que me iba a morir ahí asoleado, porque hacía mucho calor”, dijo.

Con este caso, la SEP confirmó que el bullying es un problema que enciende los focos rojos, cerrando este ciclo escolar con 30 casos confirmados.

El estudiante de segundo de secundaria fue golpeado, amarrado con cinta canela y enjaulado por tres compañeros de su grupo, el “B” del turno vespertino de la secundaria Carlos Pellicer.

El ataque fue videograbado por otro alumno que lo subió a la red.

Pero en Kevin no queda rencor, solo la pregunta de por qué el resto del grupo no intervino.

“No me defendían, me vieron, pero nunca me defendieron. El día del video en lugar de apoyarme o decirle a los maestros se quedaron callados”, lamentó.

El secretario de Educación Pública de Tabasco, Rodolfo Lara, informó que ya terminó la investigación en la que están implicados 12 estudiantes, siete que participaron y cinco como testigos.

Agregó que fueron dos meses en que el joven fue víctima constante de abusos, pero en particular tres ocasiones en las que de manera violenta fue atacado.

Dijo que continúa en proceso la investigación del director de la escuela, Rafael WallsSilveria, porque las agresiones se dieron dentro del salón y hay denuncias de que no asiste por las tardes al plantel. Será la Dirección de Asuntos Jurídicos de la SEP la que determine la posible sanción.

“Este caso se da en un salón de clases, si se dio en un salón de clases es obvio que, como decían en la película En donde está el piloto, aquí dónde estaba el maestro, también dónde estaba el director”, dijo.

Aseguró que la secretaría a su cargo está en la disposición de aprobar un cambio de plantel como lo solicita la madre del menor.

Después de que se hicieron públicas las agresiones, Kevin fue canalizado a la Secretaría de Salud local, donde fue diagnosticado con estrés postraumático, trastorno ansioso depresivo, de personalidad evitativa y dependiente. Además, un ligero retraso mental, motivo principal por el que sufría acoso.

Por eso su madre exige que lo cambien de escuela y se tomen las medidas pertinentes para garantizar la seguridad de su hijo.

“Bien adolorida, bien mal, bien triste, porque yo no sabía nada de lo que estaba pasando con mi hijo. Yo no sabía, yo andaba trabajando y que tal que yo viniera de allá y lo econtrara muerto, por eso hoy pido justicia”, expresó Faustina Díaz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.