Vuelven materialistas a obras de viviendas en Chilpancingo

El delegado de Sedatu, Héctor Vicario Castrejón informó a los manifestantes que respetarían sus contratos, ya que las unidades del Ejército solamente los auxiliarían.

Chilpancingo

Tras dos días de protestas, materialistas de Chilpancingo volvieron a trabajar en el predio que albergará la colonia el Mirador, misma que se fundará con más de mil familias damnificadas por la tormenta tropical 'Manuel'.

La mañana del lunes 1 de septiembre, los camioneros que participaban en la habilitación del predio que albergará más de mil viviendas para familias damnificadas por la tormenta tropical 'Manuel', observaron con desagrado la llegada de 15 camiones de volteo propiedad de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

A los materialistas que participan en la obra se les informó sobre la llegada de personal militar para resguardar la obra, pero no se les dijo nada sobre los camiones con capacidad de carga para 16 toneladas.

Servando de Jesús Salgado, secretario general del sindicato de camioneros, indicó que al principio creyeron que las unidades militares los desplazarían completamente, por eso es que se reunieron en las inmediaciones de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para cerrar la calle y ejercer presión.

Dijo que lo único que hacían era defender su fuente de trabajo, ya que se les contrató para sacar del predio denominado como El Mirador la cantidad de 150 mil metros cúbicos de tierra.

Los bloqueos en el lado sur de la ciudad se extendieron hasta la mañana del martes 2 de septiembre, ya que la duda persistía.

Dialogaron con ellos el delegado de Sedatu, Héctor Vicario Castrejón y el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos.

En el encuentro la Sedatu informó a los manifestantes que respetarían sus contratos, ya que las unidades del Ejército solamente los auxiliarían, pero de ninguna manera los pretendían desplazar.

El alcalde Moreno Arcos aclaró que se presencia en el lugar tenía la intención solamente de mediar entre las partes, pues si bien la obra está dentro del municipio, quien la ejecuta en realidad de la Sedatu.

Sin embargo precisó que se acercó para facilitar los acuerdos para evitar el cierre de vialidades, pues en estos momentos Chilpancingo adolece de rutas alternas para desfogar el tráfico vehicular.

Una vez despejadas las dudas, Sedatu y camioneros firmaron una minuta de acuerdos, lo que permitió que los camiones que obstruían el carril norte-sur del paseo Alejandro Cervantes Delgado se liberaran.