Buscan material radioactivo en 10 estados

La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear dijo que quien encuentre el aparato debe de dar aviso a las autoridades, para su transportación a las instancias adecuadas.    

Tultitlán

Diez estados del centro del país permanecen en alerta ante el robo de material radioactivo de una  empresa ubicada en el municipio de Tultitlán, debido al riesgo del material si éste es manipulado.

Ayer por la noche  el gobierno estatal informó sobre la alerta emitida por la  Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, la cual pidió la colaboración de diez estados para la búsqueda del equipo,  por lo  que continúa el operativo de búsqueda de todos los cuerpos de seguridad, sin embargo el rastreo que se lleva en el Estado de México ha sido negativo.

Precisó  que la comisión recibió el reporte de concesionarios del Laboratorio Nacional de la Construcción, S.A., sobre el robo de un equipo medidor de compactación de suelos, almacenado  en la bodega de obra que la empresa tiene asignada en Av. Estado de México esquina López Portillo, municipio de Tultitlán.

Personal de la comisión recalcó la importancia de evitar manejar el equipo si este es abandonado en algún lugar, debido a que la contaminación directa podría causar lesiones severas ante un contacto prolongado.

Reiteró que quien encuentre el aparato debe de dar aviso a las autoridades, quienes se encargarán de su transportación a las instancias adecuadas.   

Es improbable que esta fuente lesione permanentemente a alguien. Si esta cantidad de material radiactivo no se encuentra blindado y no se maneja en condiciones de seguridad tecnológica o no se protege con seguridad desde el punto de vista físico, podría lesionar temporalmente a quien la manipulara o estuviera en contacto con ella durante muchas horas, o que se hallase cerca de ella durante un periodo de muchas semanas, advirtió Israel Santacruz, Subdirector del Plan de Emergencias Radiológicas, en un comunicado.

Precisó que la madrugada del domingo 8 de junio, sujetos  armados amagaron a las personas que se encontraban en la empresa,  rompieron las cadenas de las bodegas y se robaron equipo diverso, incluyendo el medidor de compactación.