Asesinan a comandante de la Policía Ministerial de Guerrero

David Urquizo Molina formaba parte de la investigación por el desalojo de estudiantes de Ayotzinapa en 2011; hay seis detenidos por el ataque.

Chilpancingo

Un grupo de pistoleros asesinó al comandante de la Policía Ministerial, David Urquizo Molina, en un operativo de búsqueda, elementos de la misma corporación mataron a tres presuntos agresores y detuvieron a seis más, tres de ellos heridos.

Urquizo Molina contaba con medidas cautelares a partir de su trabajo en casos de alto impacto, entre ellos el crimen cometido contra Armando Chavarría Barrera, quien fuera presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, así como el asesinato de dos estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, tras el desalojo del 12 de diciembre de 2011.

El atentado se registró alrededor de las 08:30 horas de este jueves, en el inicio de la calle Ayutla, en la colonia Progreso y cerca del panteón central de la ciudad.

El comandante Urquizo Molina se trasladaba a bordo de una camioneta tipo Ram blanca, con placas HE 22 993 del estado de Guerrero.

Un grupo de desconocidos lo esperaba en una esquina que lleva hacia la vialidad del río huacapa, accionó en su contra rifles de asalto tipo AK-47 y R-15

El oficial de la PM vestía una playera color azul y pantalón de mezclilla, su cuerpo quedó tirado delante de la unidad, cerca de la llanta delantera del lado izquierdo.

Peritos de la Fiscalía General del Estado recogieron cientos de cartuchos, los impactos de bala registrados en las casas aledañas confirman que el oficial de la PM respondió ante la agresión.

La puerta del piloto de la unidad estaba abierta, Urquizo murió empuñando el rifle R-15 que tenía a cargo, a sus pies también quedó tirada una pistola 9 milímetros que también utilizó para defenderse.

Los cargadores de ambas armas estaban vacíos, como prueba de que se defendió.

Los vecinos del lugar señalaron que al momento del ataque se escucharon ráfagas de rifle de asalto, todos se encerraron en sus domicilios temerosos de ser alcanzados por un proyectil.

El cuerpo permaneció tirado hasta después de las 10:00 horas, fue levantado en una camioneta de la PM, no en una unidad del Servicio Médico Forense (Semefo).

Antes del ataque del jueves, el comandante Urquizo había sobrevivido a por lo menos tres atentados.