• Regístrate
Estás leyendo: Viajan con el vallenato y la cumbia por los camiones
Comparte esta noticia

Viajan con el vallenato y la cumbia por los camiones

Manuel y José Luis abordan el autobús en Gomez Palacio y se "mueven" hasta Lerdo llenando de ritmo y ánimo las unidades.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Junto al acordeón y las tarolas, todas las mañanas suben al transporte que los lleva de Gómez Palacio a Lerdo, Durango, para llevar su música a quienes pasan por las calles que rodean al Mercado Donato Guerra.

Primero solicitan permiso al chofer para que les dé una “ayudadita” y los deje cantar para pagar su pasaje con las propinas de la gente que disfruta el escucharlos.

José Luis Ramírez toca las tarolas y Manuel Hernández el acordeón, ambos artistas urbanos se acompañan para interpretar melodías al ritmo del vallenato, colombiano, cumbia, balada romántica y norteño, ritmos que nunca dejan de contagiar a los usuarios del transporte público.

Con las canciones que interpretan, conocidas por la mayoría de los laguneros, además de buscar alegrar el día de los pasajeros, también buscan obtener un poco de dinero para continuar con su viaje.

Ramírez dice que se dedica a la música “desde toda la vida”, mientras que toca en camiones desde hace alrededor 17 años, actividad que realiza para trasladarse aprovechando su talento y destreza como músico.

“Donde más trabajamos es en los restaurantes, en el centro, en la fayuca, en los mercados”. 

DÍAS BUENOS Y MALOS

Las jornadas, como sucede con la mayoría de las personas, a veces son buenos, a veces regulares, pero otras veces son muy malos, sin embargo diariamente con las propinas que reúnen logran obtener en promedio entre 150 a 300 e inclusive 400 pesos, que destinan al sostén de su familia.

Además de tocar las tarolas, José Luis Ramírez toca el timbal, güiro, y canta, mientras que Manuel se especializa en el acordeón.

Mientras que su compañero de las andadas musicales, también toca en una banda, por lo pronto Ramírez no tiene otro ingreso, por lo cual ha optado por tomar las calles del centro de Lerdo y demostrar su talento.

Aunque reconocen que no a muchas personas les gusta escuchar la música en el camión e inclusive se molesta por el ruido, “nosotros venimos a alegrarles un poco, no a causarles malestar".

Inclusive, por el contrario en las calles han tenido comentarios positivos de los transeúntes, quienes les dan ánimos para continuar haciendo lo que más les gusta hacer.

También hay quienes les piden una canción específica y si se la saben con gusto la interpretan sin ningún precio, solo lo que desee dar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.