Urge combatir ciberbullying: experta

La académica del Departamento de Políticas Públicas de la Universidad de Guadalajara, María Esmeralda Correa Cortez, dijo que este tipo de violencia llega a más gente
La investigadora María Esmeralda Correa Cortez consideró que urgen políticas públicas para detectar y combatir el ciberbullying
La investigadora María Esmeralda Correa Cortez consideró que urgen políticas públicas para detectar y combatir el ciberbullying (Notimex)

Guadalajara

La investigadora María Esmeralda Correa Cortez consideró que urgen políticas públicas para detectar y combatir el ciberbullying, así como programas para sensibilizar a la población sobre este problema.

En entrevista, añadió que una de las diferencias del bullying al ciberbullying es la edad, mientras que el tradicional tiene su mayor incidencia en primaria y secundaria, el segundo puede extenderse hasta la licenciatura, pero de manera principal se registra en secundaria y bachillerato.

La académica del Departamento de Políticas Públicas de la Universidad de Guadalajara (UdeG) mencionó que en donde se presenta más este fenómeno es en alumnos de entre 12 y 18 años aproximadamente.

Manifestó que las características principales del ciberbullying a diferencia de la violencia tradicional es que llega a más gente.

"En el ciberbullying se ven afectadas otras esferas de la vida, como la familiar y la social, porque los amigos que tienen en las redes sociales no sólo se constriñen al ámbito escolar, sino que también tienen conocidos del barrio y familiares, y por ende el impacto es mayor", agregó.

Señaló que en las mujeres se presenta principalmente este fenómeno con ataques por el aspecto físico, y en el caso de los varones gira en torno a la violencia que se generó dentro del aula con ofensas y groserías.

Indicó que la violencia entre ambos sexos es más intensa en el ciberespacio que en el tradicional, "es común que a nivel primaria y secundaria los chavos se violenten entre hombres o entre mujeres, y en el ciberbullying es mucho más común que los varones también violenten a las mujeres y viceversa".

Apuntó que este fenómeno ya tiene años, "pero no se había prestado la atención debida, ya que surge a la par de la aparición del internet, en el momento en que nacen las redes sociales, ya que la virtualidad es sólo una prolongación de la realidad social en la que vivimos".

"Tenemos una realidad violenta en las escuelas que también se ve reflejada en el espacio virtual", puntualizó.

"Las autoridades apenas comienzan a poner atención, de hecho la Secretaría de Educación de Jalisco no tiene datos duros que refleje estadísticamente este fenómeno a nivel primaria y secundaria, ni siquiera se incluye en la encuesta que aplican para medir la violencia, nombrada Violentómetro", señaló.

Expresó que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), "8 por ciento o 9 por ciento de los niños en edad escolar es violentada, mientras en México se habla de hasta 20 por ciento, y podría ser la misma proporción en ciberbullying, porque no es otra cosa que la prolongación de la violencia escolar a la virtualidad".

Indicó que el niño que es violentado en el ámbito tradicional muy probablemente lo es también en el ciberespacio, "pero no detectado por los maestros y padres de familia, es un fenómeno que va más allá de clases sociales y extractos culturales".

Comentó que debido a que los afectados de ciberbullying son menores de edad, corresponde a los padres supervisar todo lo que hacen los hijos en las redes sociales, por lo menos una vez a la semana.

Afirmó que es necesario que los padres conozcan quienes son los contactos de sus hijos en las redes sociales y qué tipo de relación establece con ellos.

Detalló que este fenómeno nace al interior de los planteles y "en las redes sociales se escapa de las manos escolares, por lo que es aún más complicado controlar el ciberbullying que uno tradicional, porque sale del espacio de la escuela".

"Se debe crear conciencia respecto a qué es la violencia y cuáles son los límites permitidos de ser amigos, de llevarse, la camaradería, y el límite que ya rosa con la violencia, ya sea en lenguaje o física en el caso de la tradicional", apuntó.

Lamentó que no existan programas encaminados a detectar el ciberbullying "y mucho menos los hay para combatir el problema, por lo que se deben implementar políticas públicas, programas o proyectos al respecto".

Consideró que la Secretaría de Educación de Jalisco debe capacitar a sus maestros en uso de tecnologías, para que aprehendan a utilizar de manera correcta las redes sociales.

"Se debe fortalecer los pedagógicos y piscopedagógicos, porque la escuela que tiene trabajo social no tiene psicología y viceversa, y los que sí tienen atienden en promedio a mil 200 alumnos", indicó.

"Y si a esto aunamos que hay 5% de déficit de atención, más 10% violentados, un solo psicólogo atiende a 15% de la población, y donde no lo hay es un trabajador social que siento no está preparado desde el ámbito psicológico", consideró.

Mencionó que debería estar involucrada la policía cibernética en esta problemática, para ayudar a atacar este fenómeno.

El ciberbullying es el uso de internet, telefonía móvil y videojuegos online, principalmente, para ejercer acoso psicológico entre iguales, donde se atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro.