• Regístrate
Estás leyendo: Marginación y pobreza en Lerdo es igual que hace 10 años
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 10:31 Hoy

Marginación y pobreza en Lerdo es igual que hace 10 años

La asociación 'Dios es Clemente y Misericordioso', recibe donaciones de diferentes empresas y de la sociedad que se suma al apoyo.


Publicidad
Publicidad

A diez años de iniciar con diferentes actividades altruistas en beneficio de sectores vulnerables como indigentes, personas de la tercera edad en abandono y con discapacidad, Marcial Aguilar y Lucía Barbalena también se dieron a la tarea de acudir a comunidades del sector rural, en donde han visto que en 10 años sigue permaneciendo la marginación.

Pese a los programas de desarrollo social de los tres niveles de gobierno, familias continúan padeciendo la falta los servicios básicos como de alimento y ropa.

Además de alternativas laborales que transformen sus condiciones de vida y sirvan de aliciente para mejorar el futuro de las nuevas generaciones.[OBJECT]

La asociación 'Dios es Clemente y Misericordioso', recibe donaciones de empresas y de la sociedad, y las entregan a grupos con mayor vulnerabilidad. Ante esto, el organismo ha recibido reconocimientos a nivel nacional como del Centro Mexicano de Filantropía (CMF).

Comunidades rurales de Mapimí, Tlahualilo, Gómez Palacio y Ciudad Lerdo son parte de su itinerario de fin de semana y depende de las donaciones que obtengan, deciden el lugar para hacer llegar alimentos, ropa, zapatos y medicamentos.

Marcial Aguilar, mencionó que la ayuda que llevan es paliativa, son acciones de solidaridad con las familias más pobres.

“Hay zonas rurales donde las familias no tienen qué comer, esa es la verdad y las mismas comunidades que hace ocho o diez años vemos marginadas, hoy en día las vemos exactamente igual”, enfatizó.

La experiencia que han tenido Marcial Aguilar y a Lucía Barbalena en estos años, les ha enseñado que al momento de llegar con personas que no tienen qué comer, sin ningún interés político, religioso o económico, el apoyo pasa de ser asistencialista a cubrir una necesidad real, aunque sea de manera momentánea.

Entre las comunidades más vulnerables está Renegado que es parte de Tlahualilo. Ahí viven alrededor de 30 familias, para llegar deben recorrer un camino de 10 kilómetros de terracería y no tienen agua, por lo cual deben abastecerse con pipas.

dcr

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.