• Regístrate
Estás leyendo: Marco piensa en su familia al combatir incendios, ayudó en La Primavera
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 17:03 Hoy

Marco piensa en su familia al combatir incendios, ayudó en La Primavera

Alrededor de las 3 de la tarde del martes 10, él y sus compañeros fueron notificados sobre un incendio que se aproximaba de Tala.

Publicidad
Publicidad

Estar en contacto directo ante la posibilidad de sufrir un accidente, morir y no regresar a casa fue una constante que vivió Marco Antonio Guevara Segura, combatiente de incendios forestales del municipio de Zapopan. Él participó en el combate del incendio registrado en La Primavera. Estuvo ahí más 31 horas seguidas, tiempo que para él y su familia significó preocupación, pensamientos pero también carácter para enfrentar el arduo trabajo que tiene.

El pasado martes 10 de abril se encontraba en uno de los distintos puntos estratégicos que mantiene la Dirección de Medio Ambiente de Zapopan. Alrededor de las 3 de la tarde, él y sus compañeros de su brigada fueron notificados sobre un incendio que se aproximaba de Tala rumbo al territorio zapopano.

Inició sus labores pero "lo primero que se te viene a la mente al estar combatiendo en la línea de fuego es tu familia. Es algo que tú sabes que sí vienes, pero no sabes si vas a volver y más que nada te enfocas en el trabajo, pero con el riesgo, como te comentó de que se te viene tu familia en la mente y es lo que más te pesa porque a la hora de la hora es uno soporte de la familia y pues estás dando la vida por los recursos naturales".

Con voz entrecortada y lágrimas en sus ojos, asegura que su familia también es su motivación y reconoce que cuando llega a su casa siempre es recibido por sus seres queridos y lloran juntos, agradeciendo que Marco Antonio está sano.

No necesitamos ir a una pantalla grande para ver cómo actúa un superhéroe. En el cine vemos personajes que presumen fortalezas o poderes de fantasía. En espera del llamado para combatir un incendio, Marco y sus compañeros siempre tienen listo sus uniformes, botas, cascos, una mochila con alimentos e hidratación y las herramientas necesarias.

Ellos llegan a trabajar en combate directo con el fuego a "uno o dos metros de distancia con bombas aspersores y rastrillos, y en combate indirecto ya dependiendo las condiciones del tiempo, ya agarras cierta distancia, dependiendo para aventar los contrafuegos".

Sus labores iniciaron el martes alrededor de las 3 de la tarde y concluyeron hasta el miércoles entre las 23 y cero horas. En la mañana del jueves se reportó de nueva cuenta a sus actividades. Tiene 13 años trabajando como combatiente, pero antes ya colaboraba como voluntario.

Durante el tiempo de trabajo se ha encontrado en situaciones de riesgo. Cuenta que ha vivido "sustos más que nada que me he visto ya a borde de si me aviento para las peñas o me quemo, pero de gravedad pues no, nada más quemaduras en las caras, en el cabello pero gracias a Dios".

En el 2014 se registró la muerte de un combatiente. Se trató de su suegro. Cuenta que en el combate una piedra se desprendió, golpeó en el pecho al hombre y provocó que este cayera alrededor de 50 metros por una pendiente.

Marco dice amar su trabajo. Dice que continuará. Por lo pronto ya fue parte de 500 personas que trabajaron en terminar el incendio que afectó 2 mil 400 hectáreas del bosque La Primavera.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.