CNTE exige libertad para los detenidos en Oaxaca

Profesores de la sección 22 de la CNTE e integrantes del Frente Popular Revolucionario marcharon en Santa Rosa, Oaxaca para exigir la libertad de los 25 activistas detenidos el pasado 7 de junio.

Oaxaca

Un reducido grupo de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y sus aliados adheridos al Frente Popular Revolucionario (FPR) realizaron una marcha que concluyó en la sede de los juzgados de distrito para exigir la libertad de los 25 activistas acusados de cometer disturbios, quema y robo de urnas durante la jornada electoral del pasado 7 de junio.

Los docentes y los activistas esta vez modificaron el esquema de movilización, marcharon con banderas rojas y palomas blancas, además de portar las fotografías de los detenidos, y sin cubrirse el rostro ni realizar pintas en fachadas de negocios e inmuebles particulares.

Sin embargo, no faltaron las consignas acusando al gobierno federal de "fascista" y de "orquestar" los hechos delictivos que se cometieron durante la jornada electoral para inculpar a varios inocentes.

En la protesta los manifestantes exigieron el retiro de las fuerzas federales que aún continúan en la ciudad de Oaxaca y dijeron que se encuentran hospedados en los hoteles del Centro Histórico.

Además de demandar la renuncia del director de Policía Vial Marcos Fredy, quien señaló en la averiguación previa a los implicados de ser los responsables de quemar urnas.

Algunos de los familiares de los detenidos acusan que estos se encuentran incomunicados y han sido sujeto de torturas, además de estar recluidos en penales federales como si fueran narcotraficantes, cuando su único delito es exigir un México y un Oaxaca más justos.

La marcha partió de la zona del mercado Zonal de Santa Rosa y avanzó por el cerro del Fortín hasta llegar a la avenida Juárez, donde realizaron una protesta pacífica frente a la sede de los juzgados de distritos.

Los abogados de los implicados señalan que están presentando pruebas para que estos sean liberados, por desvanecimiento de pruebas, puntualizó que los señalamientos que existen en su contra son endebles.