Organizaciones marchan en Veracruz contra la construcción de 100 presas

Las participantes usaron disfraces y máscaras de carnaval. El centro de Xalapa se ve seriamente afectado. 

Veracruz

Habitantes de una veintena de municipios veracruzanos y miembros de organizaciones de protección ambientalista realizaron una "Marcha Carnaval" en contra de los proyectos de construcción de más de 100 presas en ríos del estado de Veracruz.

Los integrantes de la Coordinadora En Defensa Del Río Atoyac y de la Asamblea Veracruzana de Iniciativas Ambientales (LaVida) , marcharon desde dos frentes el primero saliendo desde las oficinas de la Semarnat a la Plaza Lerdo y el segundo desde la Torre Hakim hasta Plaza Lerdo también, para exigir a las autoridades estatales y federales no permitir se construyan presas para beneficio exclusivo de empresas privadas y que acabarán con el ecoturismo y las actividades agropecuarias de que dependen cientos de miles de familias veracruzanas.

En la movilización participan vecinos de numerosas comunidades afectadas por los proyectos de las hidroeléctricas.

Alejandro Gallardo, del Comité de Pueblos Unidos, alertó durante la convocatoria de la manifestación que el agua se encuentra amenazada "por la voracidad de empresas transnacionales mexicanas y extranjeras, hidroeléctricas, mineras, petroquímicas, de fracking y otras. Es vital aglutinar esfuerzos para defender este bien natural contra la privatización, para así asegurar la vida en nuestro estado y la defensa de nuestro territorio".

Los cerca de dos mil participantes portaban disfraces, máscaras carnavalescas, pancartas y bambalinas con las demandas de que frenen la construcción de presas en el río Pescados y 112 proyectos hidroeléctricos en Veracruz.

Pobladores de Apazapan, Tuzamapan, Jalcomulco, Tlapacoyan, Jalacingo, Altotonga y hasta de la Ciudad de México llegaron para proteger sus ríos y cuencas.

Algunos activistas fueron detenidos en el camino para que no llegaran a la marcha, comentó el diputado Fidel Robles Guadarrama, quien se sumó a la misma.

Los manifestantes acusaron que persiste el hostigamiento "principalmente por parte de la empresa Hidroeléctrica el Naranjal; estamos hablando de la zona de las altas montañas de Veracruz; aquí a la gente la están presionando muchísimo para vender, en algunos casos les han puesto pistola en mano para que las personas lo acepten como una presión".

La manifestación carnavalera se realizó para conmemorar además el Día Mundial de Acción contra las Represas.

El pronunciamiento de los participantes fue en contra del Proyecto Hidroeléctrico El Naranjal que pretende entubar el Río Blanco y cuyo impacto afectaría a casi 30 mil personas de los municipios de Amatlán de los Reyes, Cuichapa, Yanga e Ixtaczoquitlán.

El proyecto Bandera Blanca que pretende llevar agua del nacimiento del Río Atoyac (último nacimiento de agua limpia) hacia la ciudad de Córdoba para fines industriales; el proyecto de la Sociedad Propósitos Múltiples Xalapa impulsado por la empresa Odebrecht que pretende represar el Río Huitzilapan – Pescados – La Antigua; las tres hidroeléctricas que se pretende construir sobre el río Bobos-Nautla; el trasvase del Río Pánuco a la Ciudad de Monterrey para explotación de gas esquisto mediante fractura hidráulica (fracking) y también contra el proyecto Hidroeléctrico Veracruz, el cual ya ha afectado a cinco mil indígenas en la sierra de Zongolica.