• Regístrate
Estás leyendo: Por malas finanzas plantea pedir financiamiento a Sepaf
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 20:36 Hoy

Por malas finanzas plantea pedir financiamiento a Sepaf

El alcalde electo reiteró que la Administración de Héctor Robles no le entregó información completa y anunció que hará auditoría en la dirección de Recursos Humanos.

Publicidad
Publicidad

Debido a las "malas finanzas" con las que recibe la Administración municipal, el alcalde electo de Zapopan, Pablo Lemus Navarro informó que ya se acercó la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf) del gobierno del estado a plantear una solicitud de rescate financiero. "Ver, en su caso, alguna posibilidad de una línea emergente o de un anticipo de participaciones en caso de que esto pudiera tener una problemática más grave de la que hemos visualizado actualmente", comentó ayer.

En conferencia de prensa, tras presentar a sus principales colaboradores, el presidente municipal electo admitió que se avecina una situación financiera difícil. "Octubre, noviembre y diciembre son los meses con menos flujo financiero para el municipio, alrededor de 300 millones de pesos mensuales... la actual Administración está erogando 220 millones de pesos mensuales tan sólo en nómina", refirió.

Lemus Navarro resaltó que no es de '120 a 130 millones de pesos', sino una cantidad cinco veces mayor la deuda a corto plazo que dejará la Administración del alcalde Héctor Robles Peiro en Zapopan. La semana pasada, el alcalde saliente declaró dicha cifra y añadió que la deuda a corto plazo era fácilmente manejable. El próximo presidente municipal respondió que este pasivo suma 500 millones de pesos... mientras que la deuda a largo plazo ascendía a cerca de 1,500 millones de pesos.

Las cifras son estimadas, pues de acuerdo con Pablo Lemus la Administración de Héctor Robles no le entregó información completa en rubros importantes, lo que incluye deuda, obras públicas y nómina. Ni siquiera se transparentó el recurso disponible para operar el último trimestre del año, que es el de menor recaudación del impuesto predial, insistió.

"Independientemente de las malas finanzas que recibiremos estaremos buscando los mecanismos de ahorro internos que nos permitan cumplir con los compromisos", dijo.

Por lo pronto, la austeridad arranca con el recorte inicial "de cuando menos 450 puestos de trabajo, con la intención de llegar hasta casi 700 plazas menos en esta Administración"; así como una auditaría a la Dirección de Recursos Humanos, ante presumibles anomalías detectadas en los contratos de personal.

Si bien, Pablo Lemus pidió a los trabajadores estar tranquilos, pues las bajas serán de 'aviadores' y personas que están por encargo político y de supernumerarios que no desempeñan una función sustantiva. Descartó que estén en riesgo salarios y aguinaldos de los empleados.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.