Alertan por devastación del maguey en Hidalgo

Cambio de uso de suelo ha devastado la planta tradicional del estado. 

Pachuca

Cuautepec, Epazoyucan, Tulancingo, Tecozautla, Apan y Tepeapulco son las zonas en donde más se ha devastado el maguey debido al cambio de uso de suelo, de acuerdo con Mario Alberto Cortés Núñez, director general de Silvicultura y Acuacultura de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (Sedagroh).

Indicó que este cambio de uso de suelo se debe a la siembra de cebada, maíz además de cambiar los terrenos a praderas.

En entrevista, señaló que tan solo en la zona de Apan y Tepeapulco anteriormente se tenían 10 mil hectáreas de maguey, lo que hoy ha dado paso a la siembra de cebada.

Indicó que la preocupación de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo es la región del Valle del Mezquital debido a que existe el riesgo de que en esta parte del estado se termine el maguey.

“Existe un riesgo muy grande porque la gente ya no tiene qué hacer, voltea los magueyes (los desplanta) y los vende para meter otro cultivo o para tener un recurso para solventar las necesidades del día”, aseveró.

De las diez millones de plantas de maguey que la Sedagroh calcula que hay en el estado, al menos la mitad se encuentra en la conclusión de su ciclo de vida.

“Cinco millones ya están en proceso de concluir su ciclo, sus plantaciones son las más viejas”, dijo, al tiempo de precisar esto se observa en los municipios de Singuilucan, Epazoyucan, Tepeapulco, Cuautepec, Santiago Tulancingo y Acatlán.

Recordó que tan solo hace 30 años se tenían aproximadamente 200 millones de plantas de maguey repartidas en 36 mil hectáreas, hoy sólo se tienen 10 mil hectáreas, “hemos perdido más del 70 por ciento”.

Cortés Núñez subrayó que en la zona de Apan-Tepepulco se han plantado ya 600 mil magueyes, mientras que en la zona del Valle del Mezquital, se plantarán alrededor de 200 mil plantas.      

Precisó que en lo que va del gobierno del estado, se han plantado dos millones de magueyes; la meta es que al concluir la administración estatal se planten tres millones de estas especies.

Asimismo, señaló que para este 2014 se invertirán en el estado 12 millones de pesos para la plantación de maguey, entre recursos aportados por el gobierno federal, estatal y productores, lo que se traduce en 250 mil plantas para este año.

Con estos recursos se está apoyando a alrededor de 450 productores, quienes representan a cerca de dos mil personas.

Subrayó que actualmente se han restablecido aproximadamente dos mil hectáreas, “que equivale en promedio dos millones de plantas”.

Agregó que este restablecimiento se dado en Singuilucan, Apan, Santiago Tulantepec, Cuautepec, Tulancingo y el Valle del Mezquital en El Cardonal, Zimapán, Tasquillo, Huichapan, Nopala y Tecozautla.

“Si no hubiéramos hecho este trabajo de rescatar el maguey, realmente a lo que nosotros nos preocupaba es que se perdiera la gastronomía hidalguense: la barbacoa, el mixiote, el gusano de maguey y el chinicuil”, dijo.

Mario Alberto Cortés reconoció que han recibido solicitudes cerca de 600 solicitudes más de productores que requieren plantas de maguey, a quienes no se podrá apoyar debido a la falta de recursos.

Ante, ello para el año entrante solicitarán más recursos para la plantación de maguey.

Claves


De los usos que le dan los productores al maguey en la entidad, la lista la encabeza el uso de las pengas, seguido del agua miel, conservación, chinicuiles, mixiote y alimento de animales.

Mario Alberto Cortés señaló que en el estado se ha hecho cumplir la Ley del Maguey, por lo que al menos cinco personas han sido detenidas y encarceladas por el robo de pengas y plantas.

De acuerdo con el funcionario estatal el periodo de vida del maguey es alrededor de diez años en los que da por lo menos 30 hijuelos y apuntó que en la entidad hay 78 variedades de maguey.