Liberan a trabajadores de Coca-Cola retenidos en Chilpancingo

Los maestros y normalistas acordaron la liberación de tres normalistas con la empresa refresquera quien quitó la denuncia que tenía contra los estudiantes por el saqueo de uno de sus camiones.

Chilpancingo

El Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) y la CETEG liberaron esta madrugada a los tres trabajadores de la empresa Coca-Cola que tenían retenidos en su campamento de Chilpancingo.

Minutos antes de las 02:00 horas los maestros disidentes hicieron un intercambio con las autoridades de la empresa quienes quitaron la denuncia penal que presentaron en contra de tres estudiantes normalistas por el saqueo de uno de sus camiones repartidores.

También fueron entregados dos maestros normalistas que se encontraban con los estudiantes.

En el intercambio de detenidos estuvo presente la Comisión Estatal de Derechos Humanos y se realizó en la esquina que forman las calles Juan N. Álvarez y Pedro Asencio de Alquisiras, aproximadamente a 200 metros de la Plaza Central del Primer Congreso de Anáhuac.

Los maestros y estudiantes liberaron las barricadas que habían instalado en los accesos al primer cuadro de la ciudad y permitieron que las principales vialidades quedaran libres para que se restableciera la circulación de los vehículos.

Ramón Navarrete Magdaleno, presidente interino de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, consideró que la violencia no debe ser el camino para resolver las diferencias y lamentó el enfrentamiento suscitado entre policías antimotines, normalistas y maestros.

El ombudsman confirmó que la compañía refresquera se comprometió a declinar la acción penal en contra de los normalistas detenidos por el saqueo de un camión repartidor, pero precisó que solamente se trató de ese caso lo que implica que la querella queda abierta para otros que hayan participado en acciones similares.

Respecto a los profesores detenidos durante el enfrentamiento precisó que estos nunca pisaron la Fiscalía General del estado.