Pensé que me iban a matar: maestra agredida en Chiapas

"Yo no los provoqué", dijo Nayeli Mijangos, quien el sábado, al intentar presentar su examen para una plaza como profesora, fue agredida por maestros, que le cortaron el cabello.

Ciudad de México

En ningún momento provoqué a los maestros para que me agredieran y cortaran el cabello, pensé incluso, que me iba a pasar algo peor, que me iban a violar, dijo Nayeli Mijangos, quien fue agredida por maestros de la sección 7 del SNTE, considerados disidentes y del ala democrática, cuando acudió a presentaer el examen para ingresar al sistema educativo en Chiapas.

“Yo en ningún momento los provoqué y ni les hice algún daño ni atenté contra su movimiento. Yo pensé, incluso, que me iba a pasar algo peor, que me iban a violar, me iban a matar porque estaban enardecidos, estaban muy violentos hacia mi persona”, dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva, para Grupo Fórmula.

La egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación acudió al Centro de Estudios Tecnológicos Estudios Tecnológicos Industrial y Servicios, número 138, ubicado en Tuxtla Gutiérrez, para presentar el examen para ingresar al sistema educativo de Chiapas.

Al llegar al lugar, narró, ni siquiera le permitieron el paso a las instalaciones y comenzó a ser agredida física y verbalmente.

“Me acorralaron, me acosaron, me acecharon, hubo discriminación, me exhibieron, me cortaron el cabello de la parte de adelante y de atrás, además de que me privaron de un trabajo”.

Dijo que cerca del lugar donde fue agredida había dos patrullas de la policía “las cuales no hicieron absolutamente nada”.

“Tengo identificadas las patrullas y es indignante que no hayan hecho nada. Pero claro, con esas declaraciones que hacen que van a ser amarrados, pelados, desnudados dejan entre dicho lo que pasa”.

Nayeli informó que presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Protección a los Derechos de las Mujeres.

“También voy a proceder por la parte de derechos humanos, para que estos hechos no queden impunes. No se trata solo de un corte de cabello, porque es una violación a mi integridad física y moral”.