Maestros de la CETEG desconocen a su líder

Cinco de las ocho secciones que conforman a la CETEG, anunciaron que desconocen a Ramos Reyes como su líder luego que anunciara la entrega de vehículos e instalaciones del gobierno.
Dirigente del Ceteg, Ramos Reyes Guerrero.
El dirigente de la CETEG dijo que se alejará del movimiento si le comprueban que es un traidor (Rogelio Agustín Esteban)

Chilpancingo

Representantes de cinco de ocho regiones de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) desconocieron como su dirigente al profesor Ramos Reyes Guerrero, al considerar que incurrió en un acto de traición al pactar la entrega de vehículos del gobierno y la liberación de edificios públicos.

En conferencia de prensa, dirigentes de las regiones Centro, Acapulco, Norte, Tierra Caliente y Costa Grande dieron a conocer que desde noviembre de 2014 comenzaron a profundizarse las diferencias con su secretario general.

Recordaron que en el cierre del año, el gobernador interino, Rogelio Ortega Martínez dio a conocer que tenía contacto con una fracción del magisterio disidente, a los que se refirió como dialoguistas.

A ellos, el gobernador Ortega Martínez se refirió como radicales y sostuvo que en poco tiempo quedarían completamente aislados.

Los acercamientos de Ramos Reyes y su grupo, de acuerdo a los disidentes, quedaron al descubierto la noche del martes cuando en conferencia de prensa el secretario general anunció la entrega de los vehículos despojados a dependencias del gobierno estatal y federal, además de la reapertura de las delegaciones regionales de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

Dicho anuncio se hizo de manera unilateral, sin tomar en cuenta a las bases y es por eso que las mismas resolvieron desconocerlo como su secretario general, lo que se confirmaría en una asamblea estatal.

Responsabilizaron al dirigente de lo que le suceda a los dirigentes de las regiones que mantienen el movimiento, pues en los acercamientos con el gobierno estatal pudieron aportar nombres y ubicaciones de los mismos, lo que incrementaría la fractura interna que enfrenta el magisterio disidente.

Al respecto Ramos Reyes dijo, en entrevista con Adela Micha, "si hay una asamblea donde se compruebe que soy traidor, me voy del movimiento".