• Regístrate
Estás leyendo: Los retos de Jorge Astiazarán
Comparte esta noticia

Los retos de Jorge Astiazarán

Expresó que urgen más fuentes de trabajo, además de mantener las que ya existen; "Tijuana estaba acostumbrada a no tener desempleo", dijo

Publicidad
Publicidad

Jorge Astiazarán Orcí, alcalde electo de Tijuana, quien tomará posesión del cargo este 30 de noviembre, habló sobre los retos que enfrentará como presidente municipal.

En entrevista con Carlos Puig para su programa En 15, Astiazarán expuso que la principal preocupación económica para Tijuana en los próximos seis meses, poniendo de lado la homologación del IVA, es promover un gobierno que dé confianza a los tijuanenses e inversionistas nacionales y extranjeros.

"En Tijuana somos más grandes que los gobiernos", expresó, y añadió que la ciudad ha superado embates, algo para lo que tiene la capacidad.

Sin embargo, expresó que urgen más fuentes de trabajo, además de mantener las que ya existen. Expuso que hace pocos años, Tijuana estaba acostumbrada a no tener desempleo, algo que ha cambiado y se tiene que solucionar.

Asimismo, habló sobre la problemática migrante en la ciudad. Alrededor de 200 personas son deportadas cada día, algunos con antecedentes penales en el vecino país o problema de adicción.

Comentó que, de ellos, el 30 por ciento se quiere quedar en Tijuana para volver a intentar cruzar a Estados Unidos –"no son americanos ni mexicanos", comentó- mientras que el 70 por ciento restante quiere regresar a su lugar de origen.

Astiazarán Orcí mencionó que la ciudad no cuenta con recursos para repatriación, por lo que necesita de apoyo estatal y federal para regresarlos.

El alcalde electo reconoció un aumento en los delitos del fuero común; resaltó la coordinación entre autoridades para disminuirlo. Expresó que también le preocupa que la ciudad se ubique en uno de los primeros lugares en adicciones, por lo que buscará empezar con acciones preventivas desde la educación primaria.

"Creo mucho en la policía", expresó Astiazarán Orcí, quien afirmó que la policía de la ciudad es la segunda mejor pagada del país, pero que no tiene jubilación, algo que él buscará, pues fue su promesa de campaña.

Apostará también por asegurar la profesionalización del agente; "que cuiden su chamba...los malos poco a poquito se van a ir yendo", mencionó.

Respecto a la larga espera en las garitas, lamentó que las decisiones al respecto sean lentas y se tomen en Washington y el Distrito Federal, dos ciudades alejadas de la frontera. "No nos entienden ni nos toman en cuenta" expresó, asegurando que a pesar de la existencia de una barrera física, Tijuana y San Diego integran una sola zona.

Astiazarán destacó tener excelentes relaciones con autoridades de San Diego, así como con el gobernador panista de Baja California, Francisco 'Kiko' Vega. Afirmó que él y Vega tienen el compromiso de ser ejemplo nacional de colaboración. "Lo que queremos los tijuanenses son resultados, no importan los colores", finalizó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.