• Regístrate
Estás leyendo: Limpiando huesos, así celebran el Día de Muertos en Campeche
Comparte esta noticia

Limpiando huesos, así celebran el Día de Muertos en Campeche

Los habitantes de la villa Pomuch limpian los huesos de sus familiares muertos para celebrar el Día de Muertos y así, estar en contacto con ellos.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Invadidos por la curiosidad y la forma en que los habitantes de la villa de Pomuch, Campeche, rinden culto a la muerte, cientos de personas provenientes de diversos estados de la República, e incluso de otros países, llegan al poblado para ser testigos de la limpieza de huesos que desde hace varias generaciones se realiza para celebrar el Día de Muertos.

Ubicada en el municipio de Hecelchakán, la villa de Pomuch está a 51 kilómetros de la capital del estado.

Aunque hay visitantes que no presencian la limpieza de las osamentas por realizarse días antes de la celebración de los fieles difunto, se conforman con ver los nichos donde se depositan los huesos.

Tal es el caso de Brenda Martínez, proveniente centro del país, y quien en años anteriores visitó otros estados del país para conocer la celebración, este año decidió visitar Pomuch.

"Todo esto de la limpieza de huesos es algo que ni sabía si existía, no me imaginaba que pasara y eso me trajo aquí a ver un poquito de eso, no lo pude encontrar, pero esa era la idea", explicó.

Asombrada por la forma en la que las familias llevan a cabo esta tradición, reconoció que mientras para unos la muerte genera miedo, para los pobladores de Pomuch es una forma de mantener contacto con los familiares que se adelantaron en el camino.

"Estoy un poco nerviosa por ser la primera vez que estoy tan cerca de algo que ha sido tribalmente como lo es la muerte de horrible y así a pesar de que somos mexicanos, pero la gente está súper tranquila, los mueven y ven su explicación y si ellos me dicen vas yo creo que si lo haría".

Eugenia Estamanteri también decidió visitar la entidad en busca de opciones para celebrar el Día de Muertos.

"Es una muy buena manera de que la familia de la persona que se murió recuerde a esta persona como si estuviera viva".

Aunque muchos sienten temor por esta costumbre, Eugenia sería participe de esta tradición, siempre y cuando fuera un familiar o conocido.



"Pero si fuera de mi familia, si fuera diferente, si fuera mi tradición, en las tradiciones de mi familia pues si lo haría".



La celebración ha cruzado fronteras, pues

Juan Frontera

viajó desde España para visitar el panteón de Pomuch luego de enterarse de la publicación a través del blog de una compatriota quien se ha encargado de documentar este tipo de tradiciones.

"Una buena manera de recordarlos es estar físicamente con ellos, limpiarlos, cuidarlos, cambiándoles todo cada año, nos parece una costumbre que no debiera terminar nunca".

Es así como una vez más Pomuch se ubicó en el interés de nacionales y extranjeros esperando que en años venideros sea mayor el arribo de visitantes.


RLO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.