Por Guelaguetza retiran ambulantes del zócalo; CNTE se queda

Ante la presencia de 500 policías estatales, municipales y de la Gendarmería, vendedores ambulantes adheridos a la CNTE levantaron los puestos que mantenían en el lugar desde hace meses.

Oaxaca

Fuerzas estatales de seguridad limpiaron el zócalo de la ciudad de Oaxaca, que había sido tomado desde hace varios meses por grupos de ambulantes adheridos a organizaciones aliadas de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, previo al inicio de las fiestas de la Guelaguetza.

Poco antes de la una de la mañana, 500 elementos de las policías estatal, municipal y de la Gendarmería llegaron al zócalo acompañados por personal de limpieza del ayuntamiento de Oaxaca, para despejar y limpiar la zona.

Los comerciantes optaron por retirarse; mientras que los maestros que están instalados alrededor del kisoco permanecen ahí en 30 casas de campaña.

El comisionado de Seguridad Pública, Vialidad y Protección Civil Municipal, José Luis Echeverría Morales, explicó que el operativo de retiro de puestos y limpieza del zócalo duró 40 minutos y no se registraron actos de violencia o confrontación; tampoco se aseguró la mercancía.

"Durante todo el operativo estuvieron presentes observadores de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, quienes constataron que los elementos de seguridad estatales y municipales, así como el personal de la coordinación de Inspección y Vigilancia, se condujeran con total respeto a las garantías individuales de quienes se ostentaban como propietarios de los puestos ambulantes".

En la limpieza del lugar participaron 90 trabajadores de la Secretaría de Servicios a la Comunidad, encabezados por su titular, Ignacio Santillana Suárez, apoyados con dos pipas, una retroexcavadora y 17 camiones recolectores.

El comisionado precisó que quienes se establecieron en el zócalo y la Alameda de León de manera ilegal, estaban invadiendo un espacio público que tradicionalmente era para la convivencia familiar.

Recordó que en semanas anteriores, organismos ciudadanos y empresariales se pronunciaron por la recuperación del zócalo y la alameda.

A partir de hoy los elementos de las fuerzas estatales y federales de seguridad iniciaran el resguardo del zócalo de Oaxaca para evitar nuevas incursiones de grupos de choque.

De acuerdo con organizaciones y cúpulas empresariales de Oaxaca, la toma del zócalo por parte de los grupos de choque y comerciantes ligados con la CNTE había generado pérdidas para el sector turismo y servicio de poco más de 500 millones de pesos, y afectaciones a 300 negocios localizado en el primer cuadro de la ciudad de Oaxaca.