Liberan a presidente municipal que bloqueó carretera en Oaxaca

Juvenal García Méndez y otras 7 personas más cubrieron una multa de 300 pesos por alterar el órden público, el cual clasificó como abuso de autoridad

Oaxaca

La Comandancia de la Policía Estatal Preventiva, puso en libertad al presidente municipal de San Antonio de la Cal,  Juvenal García Méndez y a sus elementos de policía, además de a otras 7 personas, tras cubrir una multa de 300 pesos cada uno por alterar el órden público, luego de que ayer fueron arrestados y sometidos por bloquear los 4 accesos de la carretera federal Oaxaca-Puerto Escondido para exigir la instalación de un puente peatonal y un esquema de semáforos.

El Secretario de Seguridad Pública Estatal, Alberto Esteva Salinas, afirmó que solo uno de los detenidos fue remitido ante el ministerio público federal dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR) por tener en su poder un arma de fuego prohibida y que fue identificado como Ismael Mendoza Fuentes.

Dijo que el implicado es colaborador del diputado local priísta Fredy Gil Pineda y es hijo de quien fue jefe de la Policía Municipal de Santos Reyes Nopala Alberto Mendoza, quien  fue asesinado.

“inicialmente detuvimos a 16 personas, pero solo uno fue remitido ante el ministerio público federal, por que llevaba una arma 9 milímetros, el resto quedo a disposición del juez calificador, quien optó por liberarlos, luego de fijarse una multa mínima, por alterar el orden”.

El mando dejó claro que ninguna autoridad municipal, ni nadie puede generar el desorden o encabezar un bloqueo a una vialidad que comunica al aeropuerto “es inadmisible”, consideró.

Indicó que para lograr la libertad del munícipe, intervino la Secretaría General de Gobierno, que solo emitió un apercibimiento a la autoridad municipal por generar el caos, una vez que como responsable de un ayuntamiento, no puede incitar al desorden mucho menos a la violencia o generar ingobernabilidad, cuando su principal responsabilidad es generar seguridad a sus gobernados.

Esteva Salinas rechazó que sus elementos hayan trasgredido derechos humanos, negó que se hayan usado bombas de gomas o gas lacrimógeno, para despejar la vía, solo se usó la fuerza de los policías que acudieron sin toletes, ni armas. Solo con su escudo.

En tanto el alcalde implicado, Juvenal García, acusó al Secretario de Seguridad Pública de abusos de autoridad y adelantó que exigirá ante la Cámara de Diputados su renuncia.