• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 16:26 Hoy

Las mujeres taxistas son "bien luchonas"

Juan José Centeno, chofer del servicio público de la línea de autos rosas y morados, tiene 10 años en el oficio y ha aprendido que las damas pueden desempeñar cualquier labor que se propongan.

Publicidad
Publicidad

Haide Ambriz Padilla

Con más de 10 años al frente de un volante, Juan José Centeno dijo que integrarse a un modelo de trabajo como los taxis morados que los distingue el orden, es muy gratificante.

"Ser comandados por una mujer, es sinónimo de orden, limpieza, responsabilidad, nos mete en cintura, nos exige uniforme, buen trato al cliente, es muy distinto el trato de un hombre al de una mujer".[OBJECT]

"Sin embargo sabe imponerse cuando hay que sancionar a los compañeros, pero también sabe ser solidaria cuando hay problemas", reconoce Juan José Centeno.

Una de las ventajas que tienen tantos los taxis rosas como los morados, es que se puede entrar a Torreón, porque siempre se tienen todos los papeles en regla, las unidades son nuevas, siempre están ordenadas y limpias.

"Hay compañeros de otras bases que no pueden entrar a Torreón porque no traen bien sus papeles y con los retenes que hay, les quitan las unidades y ya no se las devuelven".

"En cambio en esta organización se han cuidado mucho esos detalles, por eso tenemos más clientes que los taxis normales".

Juan José Centeno hace énfasis en el ambiente que se respira en los taxis morados, "cuando uno sabe que anda bien y que el carro trae todo en orden, no andas estresado, ni malhumorado".

"Yo estoy impresionado en la forma en que nuestra líder nos ha metido en cintura a todos, eso es cimentar buenas bases, exigir que siempre se cumpla con el uniforme, traer unidades limpias para poder trabajar, respetar al cliente".

"Ella no necesita ser hombre para imponerse, tiene mano dura para quien no acate el reglamento, nos manda a descansar si no cumplimos".

Juan José reconoce que trabajar con mujeres, teniendo como líder a una mujer, le ha cambiado el concepto de fragilidad y de sexo débil que siempre se tiene de la mujer en México.

"Mis compañeras han demostrado que una mujer puede hacer lo mismo que un hombre y hasta mejor hecho, son ordenadas, limpias, solidarias, te brindan confianza, son bien luchonas".[OBJECT]

Como padre de dos mujeres, dice que sus hijas están contentas de que su padre trabaje con mujeres taxistas, ya que su actitud hacia ellas sí ha cambiado, ahora pretende que sus hijas se valgan por sí mismas como sus compañeras de volante.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.