Se reencuentran hondureños discapacitados con “La Bestia”

Dramáticos momentos se vivieron frente al tren. Los indocumentados pernoctaran en el albergue "Hermanos en el Camino" y mañana abordarán al ferrocarril que los trasladaría al municipio ...

Chiapas

.-"La bestia" los intimido, los hizo doblar las rodillas y arranco lágrimas de impotencia a la mayoría de los hondureños que en el pasado les mutilo el cuerpo y sus sueños.

Hoy el reencuentro fue dramático e impactante que dejó sin aliento a decenas de indocumentados que no se imaginaron presenciar un escenario con hombres cercenados de su cuerpo que al igual que ellos buscaban mejores condiciones de vida en Estados Unidos

Norman Varela, el vocero de la Asociación de Migrantes Retornados Discapacitados fue de los primeros en doblar las rodillas, dejo escurrir las lágrimas y lloró a un costado de las mandíbulas de "La Bestia". Con su prótesis y sus muletas golpeo en reiteradas ocasiones el oxidado cuerpo del ferrocarril.

Otros acariciaron a "La Bestia " con respeto y temor. Sus manos recorrían lentamente al animal que un día, trituro sus sueños y mutilo sus cuerpos., pero les perdonó la vida.

Los 16 hondureños discapacitados partieron esta mañana sin visa ni permiso del Instituto Nacional de Migración de la ciudad de Tapachula a Arriaga, sin que fueran detenidos en los puestos de control migratorio.

Esta noche después del dramático reencuentra con "La Bestia" los hondureños pernoctaran en el albergue "Hermanos en el Camino" y mañana por la mañana podría abordar al ferrocarril que los trasladaría al municipio oaxaqueño de Ixtepec. Para continuar su viaje a Coatzacoalcos, Veracruz y de ahí al Distrito Federal en donde habría de reunirse con diputados y senadores mexicanos.

Por su parte, José Manuel Medina aseguró que aún a costa de su propia vida volvería a intentar llegar a Estados Unidos. La necesidad y las condiciones de vida te llevan a intentarlo. La vida es dura, ver en México los vagones. Me recuerda todo lo que pasó.

Mientras, que para el migrante, Ernesto Lugarde López, el sueño americano es importante y vale la pena arriesgar para salir del hambre y miseria que se vive en su país. No hay trabajo, no hay paz, no hay seguridad Da igual morir aquí que allá, acotó.