• Regístrate
Estás leyendo: La violencia en Guerrero no se resolverá de un día para otro: Astudillo
Comparte esta noticia
Miércoles , 16.01.2019 / 13:16 Hoy

La violencia en Guerrero no se resolverá de un día para otro: Astudillo

El gobernador del  estado señaló que “decir que se terminará la violencia en Guerrero, es como pensar que el 24 de diciembre no se celebrará la navidad”. Insiste en defender el Aca-Moto 2016.

 



<

Publicidad
Publicidad

El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que resolver el tema de la inseguridad en Guerrero no es un asunto que vaya a resolverse de un día para otro, ya que "decir que ya no habrá violencia en Guerrero, es como pensar que el 24 diciembre ya no se celebrará la navidad".

En la residencia oficial Casa Guerrero, el jefe del Poder Ejecutivo local, recordó que el estado viene de padecer la más alta incidencia delictiva en el país, que en 2012 fue de 6.3 por

ciento.

Indicó que las acciones que como gobierno se impulsen en esta entidad, deben enfocarse fundamentalmente a reducir la incidencia delictiva, independientemente de las dimensiones que tiene la entidad.

Astudillo Flores reconoció que el fin de semana que acaba de concluir fue sumamente intenso para el estado, por las actividades que se registraron en Taxco, con las Jornadas Alarconianas, el Triatlón de Zihuatanejo y el Aca-Moto 2016 en Acapulco.

Sobre los costos en materia de imagen que representó para Acapulco y Guerrero, el gobernador sostuvo que vale la pena mantener el Aca-Moto, pues al final se trata de un turismo "muy especial", pero que al final de cuentas deja un movimiento económico importante para el puerto.

"Se trata de un turismo que impacta en todos los niveles; lo mismo el que comió y cenó en La Isla, que el que se comió un ceviche en Caleta, es un turismo muy variado", anotó.

Respecto a los cuestionamientos por los excesos registrados, el gobernador Astudillo refirió: "Por su puesto que desearíamos que todo el turismo que viniera al puerto de Acapulco, así como a cualquiera de nuestros destinos, tuviera un comportamiento como de una reunión religiosa, pero Acapulco es Acapulco y ni hay que olvidarlo".

Indicó que en este tipo de reuniones la gente hace cosas diferentes, aunque no desestimó la posibilidad de pedir a los organizadores que el próximo año esté un poco más vigilado.

En torno a los índices delictivos que se registran en ciudades como Chilpancingo, el gobernador reconoció que en estos momentos, existe una mayor vinculación de las organizaciones ciudadanas con el Ejército Mexicano y las corporaciones policíacas de los tres niveles de gobierno.

Sostuvo: "A mi me gustaría mucho que toda la delincuencia de pronto desapareciera, que de tener seis homicidios dolosos que se tiene como estadística se fuera a cero, lo que va a ser muy complicado".

Recordó que cuando propuso un año de gracia para manejar adecuadamente el tema de la inseguridad, en realidad señalaba el tiempo en que se comenzarían a sentir los efectos de las acciones anunciadas.

Por eso indicó: "Pensar que en Guerrero va a desaparecer la violencia, es como decirles que ya no vamos a celebrar el 24 de diciembre la navidad".

Hacer ese tipo de declaraciones, desde la perspectiva del jefe del Ejecutivo local, resulta temerario y también irresponsable, porque genera falsas expectativas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.