• Regístrate
Estás leyendo: La vena crítica inculcada se ha traducido en hechos
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 16:04 Hoy

La vena crítica inculcada se ha traducido en hechos

Para Vanessa García Blanca, la enseñanza más grande de su madre tiene que ver con una constante inconformidad con el entorno político actual y eso la ha llevado a convivir con grupos vulnerables.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Para Vanessa García Blanca, la enseñanza más grande de su madre tiene que ver con una constante inconformidad con el entorno político actual y eso la ha llevado a convivir con grupos vulnerables e integrar proyectos de participación ciudadana.

"Siempre ha tenido ese perfil de inconformidad frente a las políticas económicas y los diferentes gobernantes o administraciones municipales, esa venita crítica nada más la he traducido en actividad”, afirma.

García Blanca comenzó a involucrarse más en temas sociales en su adolescencia, pero fue al ingresar a la universidad cuando encontró las herramientas necesarias para convivir con grupos vulnerables como los migrantes.[OBJECT]

En el 2008 coordinó a un grupo de estudiantes para elaborar el primer diagnóstico sobre el paso de los migrantes en la Comarca Lagunera.

Fue elaborado por la Universidad Iberoamericana en coordinación con las Diócesis de Coahuila y Torreón, así como con el Centro de Derechos Humanos Juan Gerardi.

Un año después pudo plasmar esa experiencia en una serie de fotografías con el apoyo de una beca cultural.

Previamente apoyó a un grupo de su universidad en labores sociales en comunidades de Chiapas, principalmente en la aplicación de estrategias de comunicación para certificar sus productos.

“Entre la secundaria y la preparatoria empecé a conocer a otros amigos que tenían otro tipo de pensamiento más crítico en temas de literatura y político. Un día llegó a mi casa una revista del EZLN y me di cuenta de las cosas interesantes que hacían en otras partes”, recuerda.

Desde hace más de dos años forma parte de Moreleando Asociación Civil, la cual mediante diversas actividades busca incentivar la participación ciudadana y que, afirma, logró cambios en el proyecto original que las autoridades tenían pensados para un sector de la ciudad.

“Ya no es el proyecto original (del Paseo Morelos) que era un elefante blanco. Hemos llegado al consenso y eso nos ha permitido ser interlocutores con el Ayuntamiento”, afirma.

Argumenta que la manera para llegar a ser un contrapeso de la administración gubernamental tiene que ver con la formación de base social, es decir, la organización de comerciantes y personas que con las políticas públicas pueden verse afectadas.

García Blanca agradece que sus padres siempre fueron auténticos con ella y sus dos hermanas, pues eso les ayudó a desarrollarse en sus diferentes ámbitos.

“Mis papás siempre han sido muy auténticos pues tienen un discurso un poco rebelde y creo que es lo que nos ha definido mucho a mi y mis hermanas”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.