• Regístrate
Estás leyendo: La contingencia se va, pero las enfermedades se quedan
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 17:02 Hoy

La contingencia se va, pero las enfermedades se quedan

Los altos niveles de contaminación registrados este miércoles en la Ciudad de México ocasionaron mayor actividad para los doctores capitalinos.

Publicidad
Publicidad

Fernanda López

Aunque la Comisión Ambiental de la Megalópolis suspendió la fase 1 de la contingencia ambiental, las efermedades y malestares ocupó en buena medida a doctores y pacientes.

Carolina, de 51 años, tuvo que acudir a consulta médica debido a que en los últimos días ha sentido dolor en el pecho, la garganta irritada, tiene tos seca y ardor en los ojos.

La recomendación médica ha sido muy clara: "limitar las actividades al aire libre". Esto, ante los altos niveles de contaminación que ahogan a la Ciudad de México.

Según informó el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, la Secretaría de Salud local implementará una alerta preventiva, vinculada a la contingencia ambiental, que operará con un semáforo informativo para la población.

"Esto tiene una razón, que es la salud pública, con eso no podemos jugar, no podemos rebatir, no vamos a regatear ni a escatimar, la salud de las personas está antes que cualquier otra consideración", dijo.

Para Carolina la advertencia llega un poco tarde. Ya enferma, sus síntomas se hacen más presentes cuando camina 10 calles del Metro Salto del Agua a su trabajo y viceversa desde que la contaminación comenzó a incrementar.

El doctor Eber Omar Lemus, quien acaba de atender a Carolina, ha recibido a más de 25 pacientes con cuadros respiratorios esta semana, de estos, diez casos llegaron sólo este miércoles. Las infecciones en ojos han incrementado de igual manera desde la pasada contingencia ambiental en marzo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la contaminación del aire es la que implica mayor riesgo en la salud para la sociedad. Para un atleta, practicar deporte en estas condiciones pone en peligro principalmente al aparato respiratorio, debido a que sus pulmones necesitan trabajar un 20% más de lo normal al momento de filtrar el aire, deteriorando la garganta y pulmones, y provocando enfermedades.

En otro consultorio, el de la doctora Olga López Lea, en esta semana han llegado alrededor de 27 pacientes como Carolina que presentan los mismos problemas. La médica comenta que estos síntomas no son comunes, ya que en esta temporada primaveral normalmente recibe pacientes con malestar estomacal o dolor de cabeza.

Sin embargo; antes del medio día del miércoles atendió a siete personas con los mismos malestares en garganta y ojos ocasionados por la contaminación, síntomas comunes cuando existe un aumento de algún agente ambiental en el entorno de la persona.

La mañana de este miércoles en la Ciudad de México se alcanzó tres veces el nivel máximo de ozono recomendado por la OMS.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.