• Regístrate
Estás leyendo: “La cabecita de mi hijo pesa siete kilos”
Comparte esta noticia
Domingo , 17.06.2018 / 20:08 Hoy

“La cabecita de mi hijo pesa siete kilos”

La mayor parte del tiempo su madre lo tiene recostado en una cama; Isaac Pérez tiene un año de edad y nació con hidrocefalia.

Publicidad
Publicidad

Reynaldo Gutiérrez

Isaac Pérez Morales, es un pequeño de apenas un año de edad, quien nació con hidrocefalia y su madre es de escasos recursos, por lo que la situación se complica para que el menor pueda ser operado.

El niño requiere de una intervención quirúrgica para poder extraerle el flujo de líquido que rodea su cerebro; su cabeza tiene un peso de 7 kilos, por lo que la mayor parte del tiempo su madre lo tiene recostado en una cama y para bañarlo tiene que realizar complicadas maniobras.

El panorama se dificulta para la mujer, quien tuvo gemelos, a Isacc e Isaías, pero solamente uno de ellos es el que presenta dicho problema en su cabeza; sus condiciones económicas le impiden solventar los gastos que se requieren para la operación de su bebé.

"Mi niño Isaac nació con hidrocefalia, ellos nacieron graves casi muertos, el pediatra me dijo que mi hijo nació muerto y estuvieron dos meses internados en el hospital, mis gemelos estaban bien graves, pero solo uno presentó hidrocefalia, me explicaron que probablemente mi otro gemelito desarrollaría la misma enfermedad", comentó Rosa Morales Dueñas, madre de los infantes.

Afligida por la situación que le ha tocado enfrentar, Rosa asegura tener mucha fe para poder sacar adelante a sus pequeños hijos, por lo que no pierde las esperanzas de encontrar el apoyo de quienes tengan la posibilidad económica de tenderle la mano y lograr que su hijo viva por muchos años y lleve una vida como cualquier otro niño.

"Yo no tengo apoyo únicamente a mi hermana y por eso ahorita solicito ayuda para que mi niño pueda ser operado, no cuento con el respaldo de un esposo, él no le echó ganas a la situación al ver que mi niño nació en estas condiciones y he decidido salir adelante sola", refirió.

"El pediatra me dijo que la enfermedad de hidrocefalia es agüita en el cerebro, se les hace grande hasta que puede llegar a sufrir un paro cardiaco o un derrame cerebral, en estos momentos su cabecita pesa siete kilos", expresó.

Actualmente recibió alojamiento con su hermana, quien vive en la calle Tul, número 415 de la colonia Vicente Guerrero, sector Moscú, en el municipio de Tampico, donde la población puede acudir a brindarle ayuda, ya que necesita una cama especial para el niño, en estos momentos se ven obligados a dormir en una sola cama.

"Me han dicho que es cara la operación porque son válvulas en su cerebrito y es una manguerita que deben conectar desde su cerebro hasta su riñón para que pueda drenar toda esa agua que se le va acumulando", comentó.

Asimismo, las personas interesadas en brindarles ayuda pueden comunicarse al teléfono 833 185 20 05, con la señora Guadalupe Frías.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.