Procuraduría de Puebla aclara homicidio de pareja

Se aplicaron técnicas especiales de investigación ante el Nuevo Sistema de Justicia Penal. Se logró la identificación y detención de quienes privaron de la vida a la pareja. 
El procurador de Puebla.
El procurador de Puebla. (Cortesía)

Puebla

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla como resultado de labores de inteligencia, de rastreo y análisis de información de campo y de gabinete, esclareció los hechos registrados en Tehuacán, Puebla, en los que fueron privados de la vida José Manuel Herrero Arandia y María Cristina Carvajal.

El pasado 6 de diciembre de 2014, a las 19 horas con 50 minutos, aproximadamente, cuando el matrimonio Herrero Carvajal se dirigía a su domicilio, fueron interceptados por varios vehículos en la Avenida Independencia Poniente, de la colonia Arcadia, lugar donde fueron privados de la vida.

Con motivo de estos hechos, la Procuraduría General de Justicia del estado inició la Carpeta de Investigación número 458/2014/TEHUACÁN/FGR.

A partir de que el Ministerio Público tomó conocimiento de lo ocurrido, realizó las diligencias pertinentes en el lugar de los hechos e inició las investigaciones necesarias con la finalidad de identificar a los responsables de los homicidios.

Durante los poco más de tres meses que han transcurrido, agentes del Ministerio Público, elementos de la Policía Ministerial y Peritos, han realizado diversas diligencias en investigación de los hechos, incluidos los dictámenes técnicos y científicos necesarios, así como el análisis de la información de inteligencia que se ha incorporado a la carpeta de investigación.

Como resultado de las mismas, se logró establecer que un grupo de personas llegó a la ciudad de Tehuacán, de diversas partes de la República, el día 24 de noviembre de 2014.

Dichas personas mantuvieron una constante vigilancia tanto del domicilio como de las propias víctimas hasta el día 6 de diciembre en que se realizó la operación para privarlos de la vida.

Inmediatamente después, los responsables huyeron de Puebla hacia el Distrito Federal.

El seguimiento que se dio a los elementos recabados durante la investigación, permitió identificar que el pasado 17 de marzo, integrantes del mismo grupo delictivo, se reunieron en la ciudad de Guanajuato, Guanajuato, con el mismo comportamiento que como modus operandi, había sido ya determinado.

Ante la inminente posterior realización de un hecho delictivo, se implementó en León, Guanajuato, y en coordinación con las autoridades de aquella entidad, un operativo que permitió el aseguramiento de 11 probables responsables, los cuales, en virtud de la detención en flagrancia, fueron puestos a disposición de un Juez de Distrito en Guanajuato, por los delitos de portación de arma de fuego.

Una vez que 6 de ellos fueron puestos en libertad bajo fianza, se realizó su traslado a Puebla, ya que 2 de los sujetos tenían orden de aprehensión en su contra con motivo de estos hechos, en tanto que los 4 restantes están declarando ante el Ministerio Público a efecto de deslindar responsabilidades sobre su participación.

Existen otras órdenes de aprehensión, respecto de los sujetos que permanecen recluidos en el estado de Guanajuato.

Por tratarse del Nuevo Sistema de Justicia Penal, y acorde con el respeto al debido proceso, omitimos presentar fotografías de los probables responsables, así como sus nombres completos. Podemos referir únicamente que se trata de: Erick, Alberto, Carlos, Valentín, Víctor y Guillermo Alejandro, quienes fueron trasladados a esta ciudad de Puebla.

Entre las personas a disposición de las autoridades, están los autores materiales directos y parte del grupo que estuvo vigilando a la pareja hasta el día de su ejecución. Dos de los presuntos responsables, son quienes realizaron directamente los disparos que privaron de la vida a las víctimas.

El asunto está en el marco del Nuevo Sistema de Justicia Penal, que ha implicado diversos retos y una forma de investigación muy diferente a lo que tradicionalmente estamos acostumbrados, y por lo mismo, se tuvo que avanzar poco a poco en la obtención de los elementos técnicos que nos permitieran la detención de los probables responsables.

Respecto de la víctima más próxima que iba a ser privada de la vida, ya se ha compartido información con otras autoridades, a efecto de que se realicen las investigaciones pertinentes.

Agradezco la colaboración que hemos tenido por parte de la Procuraduría General de la República, a través del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI). También doy un especial reconocimiento a la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato, por el apoyo brindado ante operativos que llevamos a cabo en dicha entidad.

Dejo en claro que la información que damos, es de la que se dispone hasta el momento, dado que la investigación sigue abierta considerando que hay aspectos sustanciales que se están trabajando.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla, mantiene el firme compromiso de esclarecer hechos como los que estamos informando, con puntual seguimiento a las investigaciones para ubicar y detener a los responsables de cometer actos fuera de la Ley, a pesar de su movilidad.

El Gobierno del Estado de Puebla refrenda su compromiso de emplear toda la fuerza del Estado para sancionar a quienes cometan algún delito en la entidad.