Denuncian lenta capacitación en juicios orales en Veracruz

El presidente de la Asociación Nacional de Capacitadores del Sistema Penal Acusatorio, Jorge Camacho, dijo que con en el nuevo sistema penal se evitarán acuerdos por abajo del agua.

Veracruz

Al reconocer lentitud en el proceso de capacitación para el nuevo sistema penal acusatorio en Veracruz, el presidente de la Asociación Nacional de Capacitadores del Sistema Penal Acusatorio, Jorge Alberto Camacho Delgado, aseguró que con estos nuevos procedimientos de justicia, no cabrán los acuerdos por abajo del agua, ni las negociaciones ocultas.

Durante una conferencia de medios en un tradicional café del puerto, el integrante de ASCPA enfatizó que con la oralidad en los juicios no será fácil la corrupción de quienes imparten justicia.

Cualquier acuerdo por abajo de la mesa puede ser expuesto durante los juicios orales.

Camacho Delgado, recordó que a más tardar el 18 de julio del 2016 todos los estados del país deberán estar ya listos para el nuevo sistema de justicia penal acusatorio que privilegia la libertad a la precisión preventiva.

Precisó que antes cuando el presunto delincuente era detenido, se le señalaba como culpable y debía demostrar lo contrario; sin embargo, ahora es inocente y debe probarse que es responsable de lo que lo imputan.

La prisión preventiva pasa a ser la última medida cautelar para los delitos considerados como no graves.

En Veracruz se han capacitado a casi 500 personas, desde policías, defensores públicos, ministerios públicos, jueces, y todos los segmentos que participarán en procesos para detener y juzgar a presuntos delincuentes.

Consideró que falta mucho por hacer aún y que ya está próxima la entrada en vigor de la reforma que establece al sistema penal acusatorio.

Precisó que se tiene que dar la capacitación a jueces, agentes del ministerio del público, defensores públicos y privados, asesores jurídicos y policías, cosa que hacen en conjunto con el Colegio de Abogados de Veracruz que está impartiendo talleres de litigación.

Pasar de un sistema de justicia escrito a un oral no es sencillo como parece y significa cambios en los procedimientos desde proteger la escena del crimen, detención de los presuntos delincuentes, el ministerio público deberá argumentar bien cualquier acusación; el policía debe proteger la escena del crimen y ejecutar una detención conforme a derecho en caso de flagrancia, etc.

Hay países como Chile, Costa Rica y Colombia donde después de una década no han podido implementar bien su sistema penal acusatorio, porque es demasiado complejo.

Actualmente los jueces sentencian sin siquiera conocer el procesado, con el nuevo sistema los mismos deberán estar presentes en todo el proceso y no delegar funciones a personas que en un momento dado pudieran desvirtuar las ventajas de la oralidad.