• Regístrate
Estás leyendo: Jueves Santo relajado en la Nueva Central Camionera
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 00:52 Hoy

Jueves Santo relajado en la Nueva Central Camionera

Las corridas están llenas, pero con un poco de paciencia encuentran espacio quienes planearon su viaje de último momento.


Publicidad
Publicidad

Un Jueves Santo relajado se vive en la Nueva Central Camionera, la terminal de transporte de pasajeros terrestre más importante en la zona metropolitana de Guadalajara, la cual parece haberse ido de vacaciones “desde ayer miércoles… en cuanto salieron de trabajar”, dice Rogelio, taxista del sitio 61, exclusivo para mover al pasaje que arriba a la gran ciudad. El hombre va empezando turno y cruza los dedos para que aumenten los usuarios.

La mayor parte de los cajones del estacionamiento público que utilizan quienes van a dejar o a recibir familiares, están vacíos a la una y media de la tarde. El flujo de quienes detienen su vehículo apenas un par de minutos suficientes para descender pasaje frente a alguno de los módulos de salida que agrupan a las veinte líneas de camión, es constante, pero no tumultuoso como suele ser habitual para días de vacaciones.

“No hay mucho movimiento… la gente ya está en la playa”, advierte Rogelio. Sin duda conocedor de la temporada, pues las corridas con mayor demanda fueron para la costa, confirma Rosy empleadas de mostrador de una línea. Rogelio, el taxista, los conoce hasta por el tipo de maleta y ajuar que portan. “Los que se van a la playa, se notan”, afirma.

Lo cierto es que también es muy importante la afluencia hacia la hoy Ciudad de México, a municipios del norte o sur de Jalisco; e igual arriban a la ZMG gente de Colima, Nayarit, Sinaloa y Michoacán, que vecinos de estados más al norte.

La Nueva Central Camionera, ubicada en Tlaquepaque ha incrementado las corridas hacia algunos destinos, como es habitual en temporada alta. Más de mil salidas diarias. Muchos horarios están saturados. Le pasó a Emmanuel Velázquez, quien de último momento se trepó a un camión en Culiacán para llegar aquí y luego trasbordar a la Ciudad de México de descanso.

“Se suponía que no iba a esperar mucho, pero llegué a las 12 y voy a salir a las 3 y media de la tarde”, narró el joven, quien sentado en el piso fuera de la terminal, pasaba el tiempo fumando un cigarrillo.

A David Aguilar le pasó algo similar. Decidido a viajar hoy a Uruapan. Michoacán, con su esposa e hijo, llegó a la Nueva Central Camionera como de costumbre, pero no encontró lugar para los tres. “Ya no había lugar en el de las 12, perdí el camión de las 12:15 y luego en el de la una nada más quedaba un asiento. Y desde la una compré boleto para las cuatro”, dijo entre risas. “Jamás me había pasado”.

De la Ciudad de México, llegaron felices a la Nueva Central Camionera, Fátima y una amiga a pasar vacaciones. “Todo está súper bien”, respondió respecto al viaje y la comodidad de la terminal tlaquepaquense.

La presencia de agentes de la policía de Tlaquepaque y de agentes de la terminal agilizando el tránsito, el ir y venir de gente de todas la edades, cargada de bolsos y maletas, de alguna carreola o un bebé en brazos, completaban el cuadro. Poco a poco esta misma gente llenó las fondas y restaurantes. Hora de un alto para la comida y a proseguir el viaje.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.