Jornaleros quieren que salario mínimo en Baja California sea de 300 pesos

Hasta el momento solo se ha acordado revocar el contrato colectivo firmado por los sindicatos de la región; “es una situación que a todos nos preocupa”, dice el gobernador.
En las cuarterías donde habitan pagan hasta $450 al mes.
En las cuarterías donde habitan pagan hasta $450 al mes. (Jesús Quintanar)

Baja California

Representantes de los jornaleros del valle de San Quintín quieren un salario mínimo en Baja California de 300 pesos, pues aseguran que lo que actualmente perciben, entre 120 y 130 pesos, por su labor de ocho horas en los ranchos agrícolas no es suficiente.

Fidel Sánchez, líder de la Alianza Organizaciones por la Justicia Social, explicó que la propuesta sea a escala estatal y no solo para los jornaleros, sino para todos los trabajadores de la entidad.

Esta es una de las principales peticiones que realizan a las autoridades federales, estatales, municipales y sindicales durante la mesa de negociación que sostienen desde el pasado miércoles y que continúo ayer en un restaurante de Ensenada.

Hasta el cierre de la edición, los jornaleros y las autoridades de las distintos niveles de gobierno continuaban dialogando y solo habían acordado la revocación del contrato colectivo firmado por los diversos sindicatos de la región; aún no se discutía el planteamiento del salario mínimo.

Al respecto, actualmente los empleadores cuentan con un contrato con las confederaciones de Trabajadores de México y la Regional Obrera Mexicana.

"En este punto, quedamos como acuerdo que todos los trabajadores que no estén afiliados a ninguno de estos sindicatos puedan firmar un convenio en grupos o individual en las empresas que prestamos nuestros servicios", señaló Sánchez.

Por la tarde, el gobernador de Baja California, Francisco Vega, acudió a la reunión, y tras permanecer por menos de una hora aseguró que se trata de una "situación que a todos nos preocupa y ocupa".

Al salir, dijo: "Esperemos que se resuelva a la brevedad (...) vamos por un buen camino; se vio un gran avance".

De acuerdo con los líderes jornaleros, "solo vino a tomarse la foto".

"Cree que con su presencia ya se resolvió la problemática", dijo Sánchez, quien regresó a la reunión encabezada por el subdelegado del IMSS, así como por los directores de Gobierno y Trabajo del estado, además de representantes de la CTM, CROC y CROM.

A la reunión también acudieron autoridades de Derechos Humanos del estado, el subsecretario de Ensenada, el delegado de la Secretaría de Gobierno de San Quintín, el secretario del ayuntamiento y el director de Desarrollo Regional.

Por la mañana, los dirigentes informaron a cientos de jornaleros, quienes continúan apostados frente al Centro de Gobierno de la comunidad, los avances de la primera reunión, y pidieron evitar nuevos enfrentamientos con los policías locales.

"No se suban a bloquear la carretera ni a hacer un desastre. Manténganse en calma. No queremos que ninguno de ustedes sea herido, atropellado o golpeado por los granaderos", pidió Fermín Salazar, uno de los dirigentes de los jornaleros.

Además del salario, los representantes de los jornaleros también piden el respeto al derecho de antigüedad, la afiliación obligatoria al Seguro Social, así como el pago de prestaciones y horas extras.

Los trabajadores señalan a 12 empresas de cometer abusos contra los trabajadores, entre ellas Agroindustrial del Valle de San Quintín BC, Hermanos Rodríguez, Santa María de los Pinos, Compañías Valladolid y Aragonés, Compañía Sabino Becerra y Felipe Ruiz, Los Aragón y Empaques Los Martínez.