Jornaleros rescatados deciden quedarse en BCS

El gobierno de Chihuahua dijo que coadyuvará en todo lo necesario a las autoridades federales a fin de apoyar en el traslado y recepción de dos indígenas que decidieron regresar. 
Los jornaleros decidieron quedarse en BCS.
Los jornaleros decidieron quedarse en BCS. (Cuartoscuro)

Chihuahua

Luego de que fueran rescatados más de 200 jornaleros que se encontraban en condiciones inhumanas en Comondú, Baja California Sur, el gobierno de Chihuahua informó que 168 indígenas decidieron quedarse en esa región.

Asimismo, añade, se coadyuvará en todo lo necesario con las autoridades federales a fin de ofrecer condiciones favorables para el traslado y recepción de dos indígenas chihuahuenses que sufrieron explotación laboral en aquella entidad.

A la vez, se mantendrá atento de la situación de los otros 168 indígenas que decidieron permanecer en el estado de Baja California Sur, donde las autoridades federales los encontraron en condiciones inhumanas.

“Luego de que una inspección federal arrojara que alrededor de 200 personas originarias de Sinaloa, Guerrero y Chihuahua, permanecían hacinadas en campos agrícolas, con bajos salarios y sin prestaciones sociales…

“La Secretaría del Trabajo de Chihuahua mantuvo comunicación permanente con su dependencia homologa de BCS, con la delegación federal de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social, y Comisión Estatal de los Derechos Humanos de BCS, a fin de conocer la situación de los chihuahuenses afectados”, apuntó.

De acuerdo a la información que se le hizo llegar, se precisó que el grupo de indígenas era conformado por 170 personas, las cuales, ya fueron instaladas en dormitorios adecuados, con instalaciones sanitarias, comedores y agua potable.

“Paralelamente los menores podrán asistir a clases, mientras que las condiciones de vida y trabajo de los jornaleros que laboran para la empresa El Cerezo serán supervisadas por autoridades federales y estatales”, agregó la vocería estatal.

Al respecto, el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, informó que los jornaleros agrícolas señalaron haber huido de un campo donde eran explotados laboralmente, amenazados por los patrones y viviendo en casas de hule en medio de lodo y basura.

Durante la investigación, se encontró un campamentos en Boulevard Agustín Olachea y Villa Ignacio Zaragoza, donde se encontraban hacinados cien trabajadores; hombres, mujeres y niños en chozas provisionales elaboradas de ramas, hules y costales, en medio de basura y lodo, con poca agua y baños sucios.

El segundo campamento se localizó en el campo agrícola ubicado en el Lote 20, colonia Galeana. Ahí estaban alojados otros cien jornaleros agrícolas con las mismas condiciones de vivienda; además en este lugar se encontró un área habilitada como cocina, en total desorden y falta de higiene; informó Navarrete Prida.