Campesinos demandan a inmobiliaria del ex gobernador de QR

Ejidatarios dijeron en el 2002 Joaquín Hendricks Díaz creó la inmobiliaria "Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo", con la que los despojó de dos mil 168 hectáreas y las vendió de forma ilegal.
El ex gobernador de Quintana roo, Joaquín Hendricks Díaz.
El ex gobernador de Quintana roo, Joaquín Hendricks Díaz. (Fernando Meraz)

Cancún

Dirigentes del ejido "Alfredo V. Bonfil" demandaron ante un juzgado federal a la inmobiliaria Bonaqroo, propiedad del ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz, por fraude, malversación de fondos y los que resulten por la venta ilegal de dos mil 168 hectáreas que fueron fraccionadas y vendidas a particulares para nuevos fraccionamientos de lujo en esta ciudad.

La denuncia fue presentada ante el Juzgado Segundo de Distrito, señalaron los ejidatarios Antonio Briseño Guardado, Armando Ortega Gómez y Apolinar Ríos Garza, quienes explicaron que antes presentaron juicios mercantiles contra la inmobiliaria, cuyo nombre completo es "Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo", ante el Juzgado IV de Distrito, con el folio84/2016 y 75/2016.

Dijeron que esperan respuesta del Tribunal Unitario de Circuito pues solicitan reparación del daño y continuidad a los juicios mercantiles.

Los campesinos expusieron que fue en 2002, cuando Hendricks Díaz, creó a través de su operador y funcionario, Francisco Garibay Osorio, la inmobiliaria "Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo" con la que despojó al ejido incorporación de dos mil 168 hectáreas.

"El propio gobernador estableció una sociedad del gobierno del estado e integró la "Gestora Bonaqroo", con el Instituto del Patrimonio Estatal (Ipae) y la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett)".

Los campesinos cuestionan en el papel se dijo que la inmobiliaria Bonfil Nueva Alternativa Quintana Roo, por medio de convenios gubernamentales estatales por cada venta de terrenos entregaría el 70 por ciento del producto al ejido y 30 por ciento al gobierno estatal.

"Aquí el problema es que esta empresa ha vendido hasta áreas verdes de la comunidad, como un predio de 29.5 hectáreas cerca del proyecto residencial de lujo "Aqua", uno de los de más alta plusvalía", de la ciudad", explicaron.

El tráfico de tierras de este ejido ha generado una clase campesina millonaria, de ejidatarios deshonestos y "coyotes" cómplices, que se movilizan en lujosas camionetas y habita lujosas residencias, en torno de las cuales proliferan fraccionamientos irregulares que ocupan algunos de los ejidatarios más pobres y miles de migrantes que pagan a plazos terrenos minúsculos apenas cubiertos con palapas con láminas, sin servicios regulares de agua potable, drenaje, ni energía eléctrica.

El ejido Bonfil fue creado antes de la fundación de Cancón con ejidatarios de Durango, Sonora y Coahuila, para producir hortalizas, granos, carne, y otros productos para abastecer a la nueva zona ciudad turística.

Al paso de los años, por falta de planeación y previsión de los gobiernos estatales y municipales la "franja ejidal" fue devorada por la ciudad.

El tráfico de tierras se convirtió en un problema y, al iniciarse el gobierno de Hendricks en 2000, esto se hizo oficial, se "legalizó", dicen los agraristas.


MMR