Capacitan a jerarquía católica para evitar curas pederastas

Expertos del Vaticano llegan a México. La nunciatura investiga “dos o tres casos” de abuso sexual a menores.
Franco Coppola, nuncio apostólico, recuerda que esos sacerdotes deben ser separados de su ministerio.
Franco Coppola, nuncio apostólico, recuerda que esos sacerdotes deben ser separados de su ministerio. (Nelly Salas)

México

Los responsables de combatir la pederastia del Vaticano capacitarán esta semana a la jerarquía católica mexicana para detectar a los religiosos que abusan de niños y atender adecuadamente a las víctimas.

El nuncio apostólico Franco Coppola dijo que estos casos son analizados en la nunciatura.

"Por el momento no tengo conocimiento de un caso que no haya sido tratado. En este mes que llevo he recibido dos o tres cartas de personas que se quejan de eso y hemos actuado para iniciar el trámite, empezando por preguntar al obispo sobre qué sabía, porque la nunciatura no conoce directamente a las personas", comentó.

Uno de los casos, detalló, es el de la Arquidiócesis de Oaxaca, en el que ya se solicitó al arzobispo José Luis Chávez Botello información del sacerdote Silvestre Hernández, acusado violar a cerca de 40 niños indígenas.

Otro es de un religioso y se investiga directamente con el superior de la congregación.

La pederastia, dijo Coppola, "es un gravísimo problema y estos sacerdotes representan lo contrario de nuestra misión (...) La iglesia se ha dado cuenta de este problema, pero ha sido necesario comprenderlo. ¿Cuántas veces delante de un problema pensamos que son las circunstancias y entonces se cambió a la persona para ver si en otro ambiente reacciona diferente?", reconoció.

No obstante, "desde hace unos años la Iglesia está consciente de que no es una situación de circunstancia, es una enfermedad y es un delito", subrayó el nuncio.

Por eso, indicó, "hay que proteger a los menores de esa persona que traiciona su misión y hay que excluir del ministerio pastoral a esas sacerdotes y, si es posible, ayudarlos a salir de esa enfermedad".

Este martes inició en la Universidad Pontificia de México el Congreso sobre la Protección de Menores, en el cual participarán el cardenal Sean O'Malle, integrante de la Comisión Pontifícia para la Protección de Menores; Charles Scicluna, quien fuera promotor de justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe y responsable de investigar los abusos de Marcial Maciel, y el jesuita Hanz Zollner, quienes aportarán su experiencia para la creación del Centro de Investigación y Formación Interdisciplinar para la Protección de Menores que se abrirá en México en enero.

El congreso, que será a puerta cerrada, está dirigido a todos los responsables de la formación de sacerdotes, miembros de departamentos de psicología, vicarios e integrantes de las comisiones para la tutela de menores.

Los expertos del Vaticano se reunirán el jueves con el pleno de la Conferencia del Episcopado Mexicano, que se encuentra reunida en su 102 Asamblea Plenaria.