• Regístrate
Estás leyendo: Jalisco pide proteger bosques del Nevado
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:35 Hoy

Jalisco pide proteger bosques del Nevado

El gobierno del estado ha solicitado a la Conafor y a la Semarnat que se apoyen sólo proyectos maderables sostenibles, que se impulsen modelos alternativos y se protejan especies en riesgo como el oyamel de Colima.

Publicidad
Publicidad

Agustín del Castillo

El gobierno de Jalisco pretende para el Nevado de Colima, la mayor montaña del occidente mexicano, un trato especial en función de sus valores ecológicos y ambientales, así como en la creciente apreciación que le han asignado la sociedad jalisciense y mexicana.

La ruta para lograrlo es que los proyectos de aprovechamiento de sus recursos naturales pasen por una más estricta calificación; que se promuevan modelos alternativos a la extracción de madera y que se consoliden procesos como el pago de los servicios ambientales, destaca el director general de Vigilancia y Control de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Antonio Ordorica Hermosillo.

“Ya tuvimos reuniones en la delegación de la Semarnat [secretaría ambiental federal], donde manifestamos la preocupación de que de manera no formal se estuviera extrayendo el oyamel, pero sobre todo, reiterando la posición sobre la importancia ecológica y la designación de zona prioritaria de conservación que tiene todo el complejo volcánico, con la intención de que revisen las autorizaciones y busque alternativas de manejo para los ejidos y propietarios”, dice a MILENIO JALISCO.

También se han reunido con personal de las comisiones nacionales Forestal (Conafor) y de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) “para ver cómo pudiéramos atender de manera integral, tanto el caso particular de Huescalapa –el ejido cuyo aprovechamiento fue clausurado en julio pasado-, como de toda la zona, pues si bien el área está en el esquema federal de producción y productividad, debemos de buscar posibilidades que no sean el aprovechamiento forestal; tendríamos que trabajar en un ordenamiento para ver hasta dónde sería factible un aprovechamiento de ecosistemas prioritarios, como los bosques mesófilos de montaña, y no dar la entrada en principio a aprovechamientos forestales, por la fragilidad del ecosistema”, añade.

Ordorica asegura que se ha intentado trabajar con Huescalapa, pero hay resistencias a nivel del comisariado ejidal. “Ya desde marzo pasado, con el ejido en particular, se les manifestó el apoyo para buscar alternativas, pero no hemos tenido su visto bueno; planteamos proyectos como son algunas paradas de uso público, cabañas o estancias de recreación para días de campo, para quienes no puedan subir hasta el parque nacional”.

Ordorica Hermosillo señala que en las reuniones con dependencias federales se detallaron los asuntos que más preocupan a las comunidades científica y de activistas ecológicos: “las evidencias científicas sobre las variedades del Abies [oyamel] que están en el complejo volcánico y que se deben de tener presentes por parte de la Semarnat a la hora de la dictaminación, lo mismo que las especies y las condiciones especiales de los bosques de niebla, fuertemente limitados en el tema de aprovechamientos forestales; la autoridad competente debe tomar en cuenta qué es un ecosistema mesófilo, que está reglamentado, y que como tal debe solicitar mayor información o bien la manifestación de impacto ambiental, tal como lo establece la ley”.

Agrega: “no es una posición férrea de decir no a aprovechamientos forestales, sino de decir sí a los aprovechamientos forestales sustentables, tomando en cuenta la biodiversidad, la fragilidad y dejando de manifiesto que el complejo volcánico es único para Jalisco y debemos de reconocerlos y dar en los hechos una protección”.

La Semadet va a buscar, a través de su dirección de Biodiversidad, establecer una agenda con la Profepa [Procuraduría Federal de Protección al Ambiente] para establecer un programa de trabajo que nos lleve a revisar los aprovechamientos que actualmente se tienen en el complejo volcánico, no solamente Huescalapa”, y que se tomen en cuenta y se hagan públicas las recomendaciones del Coefys (Consejo Estatal Forestal y de Suelos) “respecto a las evidencias científicas, de las variedades de oyamel que hay ahí, se puedan revisar las autorizaciones que ya están vigentes”, en busca de darles un tratamiento adecuado que no ponga en mayor riesgo su supervivencia. La Semadet insistirá en un ordenamiento ecológico territorial de la región de los volcanes, pues es un instrumento esencial del cambio que se busca en la zona.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.